Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

AGENDA

Facebook YouTube RSS Twitter

Exposición de Altares de muertos Mexicano

Del 24/10/2007 al 02/11/2007 Cultura
Exposición de Altares de muertos Mexicano

El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen indígena mesoamericana que honra a los ancestros el 1 y el 2 de noviembre, coincidiendo con las celebraciones católicas de Todos los Santos y Día de los Fieles Difuntos.


Los materiales comúnmente utilizados para hacer un altar de muertos para el Día de Muertos tiene un significado, y son los siguientes:


-Retrato de la persona recordada. El retrato del difunto, sugiere el ánima que los visitará la noche del 2 de noviembre.
-Pintura o cromo de las Ánimas del Purgatorio. La imagen de las ánimas del purgatorio sirve para obtener la salida del purgatorio del alma del difunto por si acaso se encontrara ahí.
Doce cirios. Aunque pueden ser menos, tienen que ser en pares, y preferiblemente de color morado con coronas y flores de cera. Los cirios, sobre todo si son morados, son señal de duelo. Los cuatro cirios en cruz, representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa.
-Cincuenta veladoras medianas (opcional). Estas veladoras servirán para iluminar el camino de regreso a casa del alma .
-Calaveras de azúcar. Las medianas en el nivel superior, son alusión a la muerte, siempre presente. Las pequeñas y en un nivel bajo, son dedicadas a la Santísima Trinidad, y una grande en el mismo nivel, al Padre Eterno.
-Seis candeleros, con boca suficientemente ancha para ubicar los cirios.
-Tres incensarios, pequeños anafres o braceros.
-Copal (incienso de tiempos prehispánicos). El copal sirve para que su humo limpie el lugar de malos espíritus y así pueda entrar el ánima a su casa sin ningún peligro.
-Carbón de madera.
-Ceniza de leña. La cruz grande de ceniza sirve para que al llegar el ánima hasta el altar pueda expiar sus culpas pendientes. La cruz pequeña de ceniza se pone por si el ánima se encontraba en el purgatorio, ayudándolo a salir de ahí para continuar su viaje.
-Un lebrillo o aguamanil que tenga o no pedestal.
-Jabón de pan.
-Una toalla de cualquier calidad. El aguamanil, jabón y toalla se colocan por si el ánima necesita lavarse después del largo viaje.
-Agua, jarra y vaso, preferiblemente de vidrio transparente para que se pueda apreciar el contenido que será agua natural. El agua en la jarra es para que se moje los labios resecos por el viaje desde el más allá.
-Cazuelas con comida. La preferida por el difunto cuando vivía.
Ocote en rajas.
-Chiquihuite tortillero.
-Licor, un caballito tequilero, un salero y un platito con un limón partido. El licor, tequila preferiblemente, es para que recuerde los grandes acontecimientos agradables durante su vida y decida visitar a los vivos.
-Pan de muerto (Dos piezas medianas). La comida tiene por objeto deleitar al ánima que nos visita.
-Flores de cempaxóchitl, según las necesidades. Las flores sirven para adornar y aromatizar el lugar durante el tiempo que esté presente el ánima.
-Mesa, tablas, etcétera, para la base del altar.
-Papel de china de cualquier color, dando preferencia al morado, rosa oscuro y negro, tantos pliegos como superficie se pretenda cubrir.