Incendios en el Hogar

En un gran número de casos, evitar que suceda un incendio en nuestra casa está en nuestras manos. Siguiendo unos sencillos consejos podemos minimizar el riesgo de que esto suceda :

  • No sobrecargue las tomas de corriente con demasiados aparatos.
  • Mantenga siempre los enchufes en buen estado. Si detecta que se calientan o que los conectores no encajan bien, llame un técnico para su revisión.
  • Disponga un interruptor diferencial en el cuadro eléctrico y un conductor de puesta a tierra en todas las bases de los enchufes.
  • Radiadores y estufas así como cualquier otra fuente de calor, debe mantenerse lejos de materiales que puedan arder fácilmente. Nunca los cubra con telas o ropa, el calor puede hacerlos arder.
  • Si es fumador utilice ceniceros grandes y vacíelos con frecuencia. No fume en la cama. Antes de tirar las colillas a la basura apáguelas bien mojándolas con agua.
  • Mantenga fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.
  • No desatienda nunca planchas, chimeneas o estufas encendidas.
  • Si sale de casa, apague cualquier elemento que utilice gas y no deje la comida al fuego.
  • Mantenga elementos fácilmente inflamables lejos de los focos de calor.
  • Desconecte siempre el gas y la electricidad en ausencias largas.
  • Evite acumular objetos y materiales combustibles.
  • Las bombonas de butano de reserva deben guardarse de pie y en lugar bien ventilado.

 

En Caso de Incendio :

  • No corra riesgos innecesarios, sólo debe proceder a apagar un incendio si este se encuentra en su inicio, tiene la posibilidad de situarse entre el fuego y la salida sin quedar rodeado por las llamas y dispone de los medios de extinción necesarios y sabe cómo usarlos.
  • Si arde una sartén, nunca la apague con agua, utilice una tapa.
  • Abandone lo que esté haciendo y póngase a salvo.
  • Llame rápidamente al 112 solicitando ayuda.
  • Desconecte los suministros de energía.
  • No haga uso de ascensores.
  • En caso de que el incendio afecte a su edificio y pueda salir, respire a través de una prenda mojada y diríjase a la calle rápidamente. Circulen en fila y pegados a la pared, nunca por medio de la habitación. En pisos altos circule hacia abajo, nunca escaleras arriba. No porte objetos voluminosos o espere a recoger cosas.
  • Evite esconderse bajo la cama, armarios, etc. Corre el riesgo de que los servicios de emergencia no lo localicen.
  • En caso de no poder abandonar la vivienda vaya a una ventana o balcón, cierre las puertas de la habitación, ponga trapos o toallas húmedas en las rendijas y hágase ver para poder ser rescatado.
  • Si al tocar una puerta cerrada nota que está caliente, no la habrá.

Ver más noticias relacionadas conDelegación de Seguridad Ciudadana y Emergencias