Terremotos

Nuestro municipio se encuentra localizado en una zona de actividad sísmica moderada, en la cual se registran terremotos de escasa magnitud y esporádicamente algunos de magnitud media. Es por ello que debemos estar preparados para hacer frente a un posible seísmo siguiendo unas reglas básicas en nuestro hogar.

Antes de un Terremoto

  • Evalúe su hogar. De manera preventiva examine los riesgos que puedan existir si se produce un seísmo.
  • No coloque objetos pesados encima muebles altos.
  • Comprobar que muebles como armarios, estanterías y aquellos objetos que pueden provocar daños al caerse (como cuadros, espejos, lámparas, ...) estén bien fijados.
  • Revisar la estructura de la vivienda y sobre todo asegurarse que chimeneas, aleros, revestimientos, balcones, etc, tengan una buena fijación a los elementos estructurales. Si fuese necesario, hay que consultar a un técnico en construcción.
  • Prever un plan de actuación en caso de emergencia y asegurar el reagrupamiento de la familia en un lugar seguro, esto es, plantéate como reaccionarías tú y tu familia.
  • Tener preparado un botiquín de primeros auxilios, linternas, radio a pilas y algunas provisiones en sitio conocido por todos.
  • Coloque productos tóxicos o peligrosos en lugares que no puedan derramarse ante un terremoto.

 

Durante un Terremoto

  • Mantenga la calma e intente transmitirla a los demás. El temblor durará unos segundos.
  • Si se encuentra dentro de un edificio, evite huir del mismo mientras dura la sacudida.
  • Manténgase alejado de estructuras que puedan caerse (muros, ventanas, estantes, ...).
  • Si está dentro de casa, protéjase bajo el marco de las puertas o bajo algún mueble sólido (mesas, bancos, camas, etc).
  • No utilice nunca el ascensor.
  • No acercarse ni entrar en los edificios para evitar ser alcanzado por la caída de objetos peligrosos como cristales, cornisas, etc. Ir siempre hacia lugares abiertos, no correr y tener cuidado con el tráfico.
  • En el exterior, aléjese de vallas publicitarias, edificios altos, postes de la luz, etc.
  • Si va en un vehículo durante el temblor, pare en una zona retirada de puentes y tajos y permanezca dentro del mismo.
  • Si se encuentra cerca de la orilla, aléjese lo máximo posible, se pueden producir olas de gran tamaño.

 

Después de un Terremoto

  • Esté atento a los medios de comunicación para recibir información.
  • Si tiene que abandonar su casa, cierre las llaves de agua, luz y gas. Apague las fuentes de calor y radiadores.
  • Evite usar velas o cualquier llama que pueda producir una explosión por posible rotura de tuberías de gas con la sacudida.
  • Abandone el edificio, recoja su identificación, ropa y si es posible una radio para seguir los mensajes a la ciudadanía. No salga por las zonas donde se estén produciendo desprendimientos, cierre puertas, ventanas y no utilice los ascensores.
  • No beba agua que no reúna todas las garantías higiénicas.
  • Evite andar donde existan vidrios rotos, cascotes o cables eléctricos caídos.
  • Circule por el centro de las calles, vigilando la caída de objetos.
  • Busque un área abierta, alejada de edificios altos y postes de luz o elementos que pudieran desprenderse.
  • No fume ni encienda ningún tipo de fuego.
  • Evite entrar en edificios dañados.

Ver más noticias relacionadas conDelegación de Seguridad Ciudadana y Emergencias