NEWS
Facebook YouTube RSS Twitter

Residentes Extranjeros intensificará una campaña a partir de septiembre para informar de los beneficios del empadronamiento.

22/08/2009 Departamento de Extranjeros
Residentes Extranjeros intensificará una campaña a partir de septiembre para informar de los beneficios del empadronamiento.

Esta campaña se llevará a cabo a través de diversos soportes y medios de comunicación, ya que se quiere mostrar a los residentes los beneficios de estar empadronados en este municipio de la Costa del Sol. También se realizarán charlas y visitas.

BENALMADENA, MALAGA. A partir del mes de septiembre, el Departamento de Extranjeros del Ayuntamiento de Benalmádena intensificará la campaña de concienciación entre la comunidad extranjera sobre la importancia de formar parte del registro municipal de habitantes en el municipio. Dicha campaña se llevará a cabo a través de soportes y medios de publicidad con anuncios en prensa, radio y televisión local, así como también se pondrá en marcha una ronda de visitas a las asociaciones de extranjeros para promocionar las ventajas de estar empadronado en Benalmádena, repartiendo folletos y celebrando charlas informativas.

Los extranjeros empadronados en Benalmádena podrán beneficiarse del descuento del IBI hasta un 60 por ciento; solicitar un médico en cualquier centro de salud del municipio; inscribir a sus hijos en los centros educativos; obtener la tarjeta Andalucía 65 para tener descuentos en el autobús provincial o en el servicio de teleasistencia; los pensionistas también gozarán de importantes descuentos en el transporte público de Benamádena y podrán hacerse socios de uno de los dos centros de día, Anica Torres o Silvestre González; e, incluso, podrán hasta comprar un coche. Asimismo, los empadronados podrán también inscribirse como pareja de hecho, o votar en los comicios locales.

Empadronarse en Benalmádena

Los trámites de empadronamiento son muy sencillos. En primer lugar, los solicitantes deberán rellenar los impresos suministrados, presentar fotocopia de los carnets de identidad de los familiares que vayan a empadronarse, así como también de los pasaportes o permisos de residencia.
También tendrán que entregar los documentos de la residencia, tanto si es un alquiler como si es propiedad. Los ciudadanos de la Unión Europea no necesitan renovar el empadronamiento. El resto deberán hacerlo cada dos años.