MUJERES DE OCCIDENTE

Hacia el 1500 a.C. junto a la costa del Pacífico, comenzó el desarrollo de los pueblos del Occidente de México, sobre todo en los actuales Estados de Colima, Nayarit, Jalisco, Guerrero, cada uno con sus rasgos característicos.

Fueron unas culturas peculiares ya que a todo lo largo de su historia estuvieron volcadas en unas intensas relaciones comerciales con los pueblos de Sudamérica, conectando ambos mundos. Debieron ser ellos los que introdujeron el maíz en América del sur; y fueron los que importaron la metalurgia de Perú a México; primero del oro y plata, y al final, ya en época azteca, el bronce. Por lo tanto, hasta el 600 d.C. apenas siguieron las pautas de la civilización mesoamericana. En los últimos siglos prehispánicos formaron el reino Tarasco que mantuvo su independencia frente a los Aztecas.

Son características sus tumbas, similares a las de los Andes del norte, con una larga chimenea que desemboca en una cámara lateral donde yacían los difuntos con sus ofrendas. Los ajuares funerarios eran ricos y solían tener numerosas vasijas escultóricas y figuras que podían formar escenas de la vida cotidiana ritual.