Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Aprobado el presupuesto del Ayuntamiento para 2011

19/04/2011 Alcaldía
Aprobado el presupuesto del Ayuntamiento para 2011

.



El Pleno del Ayuntamiento de Benalmádena, en su última sesión extraordinaria, ha aprobado el presupuesto consolidado para el año 2011, que contempla un importe de gastos de 92.555.341,12 euros, frente a los 93.786.815,66 euros de ingresos, tras las modificaciones realizadas que han surgido durante el plazo de exposición pública. En este ejercicio, priman la congelación de impuestos por segundo año consecutivo, la contención en el gasto corriente del Ayuntamiento, y un amplio contenido de protección social que apoyará a los ciudadanos con menos recursos, todo ello fruto del arduo trabajo realizado por la Delegación de Hacienda para conseguir un presupuesto realista, razonable, y atendiendo a los principios de prudencia y austeridad que demandan el buen uso y planificación de los fondos públicos, acorde a la situación actual y a las necesidades que requieren los ciudadanos.



Entre las enmiendas, se han incluido en el presupuesto una serie de gastos derivados de la obra de Pueblosol y del edificio de Servicios Sociales Comunitarios, entre los que se incluyen el alumbrado público, maquinaria, instalaciones y utillaje por valor de 183.789,70 euros, y un apartado de vías públicas, en el que se incluyen inversiones de reposición asociadas al funcionamiento de la zona de dominio público junto a Pueblosol, por valor de 203.337,60 euros. Además, se ha introducido una partida de 2.615.500 euros, para solventar parte de la deuda con la empresa Ielco, del aparcamiento Balmoral.



El alcalde de Benalmádena, Enrique Moya, ha recordado que las cuentas municipales para 2011 no prevén ingresos por endeudamiento de préstamos a medio y a largo plazo, lo que obliga a un importante ajuste del gasto corriente, que sólo ha aumentado un 1,93 por ciento respecto al año anterior, con un total de 32.059.145,99 euros. Este pequeño aumento se debe a la subida del suministro eléctrico, combustibles y telecomunicaciones, entre otros gastos propios de la actividad del Consistorio.



El presupuesto municipal contempla de nuevo una reducción del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), pasando del 0,71 al 0,64, y también se mantienen las reducciones realizadas en el ejercicio 2010 de las tasas de Basura Industrial y las licencias de apertura.



Los aspectos más destacados del documento son, en el capítulo de Personal, un incremento del 3,75 por ciento respecto al ejercicio anterior, con un total de 40.747.640,61 euros. Este incremento es debido al reajuste de la plantilla y a la convocatoria de plazas prevista para 2011, así como a indemnizaciones derivadas de sentencias en materia de personal. En concreto, se han previsto los más de 400.000 euros que costarán a las arcas municipales las consecuencias de dos de las sentencias que obligan a readmitir a funcionarios que fueron agraviados durante el mandato de anteriores alcaldes, con sus correspondientes indemnizaciones.



En el capítulo de Inversiones se prevé un total de 7.437.438,92 euros, disminuyendo en un 6 por ciento. El regidor municipal ha destacado en este capítulo las obras de la urbanización Villordo-Norte (180.411 euros, de los que 40.411 euros serán con cargo a las arcas municipales), el plan de asfaltado de la Avenida Antonio Machado y la avenida Alay (235.976 euros, de los que 135.976 serán sufragados por el Ayuntamiento), la remodelación de la glorieta de Solymar (535.801 euros, con una aportación municipal de 361.360 euros), la construcción en Pueblosol del centro de servicios sociales (384.880 euros, con un coste para las arcas municipales de 250.000 euros), la rehabilitación de la calle Medina Azahara (103.783 euros), o el plan de sendero de playas dentro del Plan Qualifica, en el que el Ayuntamiento invertirá 485.414 euros.



Los gastos derivados de acción social han aumentado en un 302,45 por ciento respecto al ejercicio anterior, y los de asistencia a personas dependientes han aumentado un 46,09 por ciento, mientras que las partidas destinadas a Festejos y protocolo y publicidad han disminuido.