Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento Aprueba la Obtención de los Terrernos que Permitirán Conectar la Viñuela y Torrequebrada.

27/07/2012 Alcaldía
El Ayuntamiento Aprueba la Obtención de los Terrernos que Permitirán Conectar la Viñuela y Torrequebrada.

.

El Ayuntamiento de Benalmádena ha ratificado en pleno el convenio urbanístico que permitirá obtener el suelo para ejecutar un vial de conexión entre La Viñuela y Torrequebrada. La Corporación municipal ha dado el visto bueno al acuerdo, que establece que la propietaria del suelo, la mercantil Excavaciones Benamaina, cede al Consistorio unos terrenos con una superficie de cerca de 1.700 metros cuadrados para que se acometa la obra que comunicará los dos áreas urbanas.



La actuación, presupuestada en más de 860.000 euros, contempla la creación de un puente que salvará una distancia de 30 metros sobre Arroyo Hondo. El proyecto tiene por objeto conectar las dos zonas residenciales de La Viñuela y Torrequebrada, así como descentralizar el tráfico rodado del casco urbano de Benalmádena Pueblo con la creación de nuevas alternativas para la circulación vial.



“La actuación constituye el último paso para desbloquear un proyecto que permitirá dar solución a una de las principales demandas de los vecinos de La Viñuela”, ha explicado la Alcaldesa de Benalmádena, Paloma García Gálvez, que ha indicado que los residentes de esta zona contarán con una vía de conexión que posibilitará su acceso con el ramal de la autovía y los centros hospitalarios. “Se trata de un proyecto crucial para ellos”, ha añadido la regidora.



La iniciativa se enmarca en la cuarta fase del proyecto de circunvalación de Benalmádena Pueblo y está incluida dentro del Fondo de Modernización de Infraestructuras Turísticas (FOMIT) de 2007. El convenio establece que la empresa pone a disposición del Ayuntamiento el suelo a cambio de que la Administración local reconozca que el aprovechamiento urbanístico de la superficie que se cede pase a la finca de la que proceden los terrenos.