Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento trabaja en un plan de austeridad para eliminar gastos superfluos y garantizar la estabilidad laboral.

03/08/2012 Alcaldía
El Ayuntamiento trabaja en un plan de austeridad para eliminar gastos superfluos y garantizar la estabilidad laboral.

.

El Ayuntamiento de Benalmádena trabaja en la elaboración de un plan de austeridad que permita eliminar gastos superfluos y que sirva de refuerzo a la voluntad del nuevo Gobierno municipal de garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores del Consistorio. “Nuestro objetivo es reducir costes y maximizar los recursos propios, pero no nos planteamos recortar en personal ni en salario, sino en aquellos gastos que no repercuten en el funcionamiento de la Administración local ni en la calidad de los servicios que se prestan a los ciudadanos”, ha afirmado la Alcaldesa, Paloma García Gálvez, que ha destacado que el Ejecutivo local no prevé la eliminación de áreas municipales y que dedicará sus esfuerzos en trabajar para aquellos que más lo necesitan.



“Conocemos la precaria situación de muchos vecinos de Benalmádena y vamos a apostar de manera decidida por las políticas sociales y la atención ciudadana”, ha señalado la regidora, que ha explicado que el Ayuntamiento está realizando un diagnóstico profundo sobre la situación real de las arcas municipales con objeto de prescindir de todos aquellos gastos innecesarios heredados del equipo de Gobierno del PSOE e IU. “Nuestra situación es realmente compleja porque hemos detectado que existe una importante deuda acumulada, pero el objetivo es mantener la estabilidad laboral en el Consistorio”



Las primeras medidas económicas aplicadas por el nuevo Ejecutivo local han sido planteadas por la Alcaldesa, que ha renunciado al vehículo oficial y percibirá un sueldo enmarcado en los límites mínimos que establece la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) sobre las retribuciones de los cargos electos. El Gobierno municipal ha renunciado además a la paga extraordinaria de Navidad con objeto de equiparar su situación a la de los funcionarios públicos y trabajadores laborales del Ayuntamiento. La iniciativa supondrá un ahorro a las arcas municipales cercano a los 40.000 euros procedentes de los órganos de gobierno.



El Concejal de Personal, José Antonio Serrano, ha destacado que el plan de contención de gastos en el que trabaja el equipo de Gobierno no afectará a la situación laboral de los trabajadores del Consistorio y ha subrayado que los servicios que se prestan a los ciudadanos de Benalmádena no se verán mermados por esta iniciativa. “Nuestro objetivo, por el contrario, es reforzar los servicios sociales y para ello es necesario eliminar o reducir al máximo aquellos gastos triviales que habían implantado el PSOE e IU”, ha añadido el Edil.