Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Exito del XIX Torneo Internacional de Pesca de Altura

20/08/2012 Puerto
Exito del XIX Torneo Internacional de Pesca de Altura

MÁLAGA – COSTAL DEL SOL
PUERTO DEPORTIVO DE BENALMÁDENA
XIX TORNEO INTERNACIONAL DE PESCA DE ALTURA AL CURRICÁN

La participación de 38 embarcaciones alistando a casi 200 deportistas confirmaron una gran mejoría en cuanto a la asistencia de los últimos años, lo que supuso un premio para la organización, ya que llevar adelante estos proyectos en plena crisis sigue siendo un logro sin precedentes…

Algo va cambiando en estos últimos tiempos, y para bien… Al menos, en apariencia; Lo cierto es que llevábamos cuatro temporadas sin ver la terraza del Centro Náutico de Benalmádena tan animada. Ni la sala de actos, con un auditorium casi lleno tanto en la parte de los deportistas como en la de la organización. Vimos caras viejas que se echaban mucho de menos, y caras nuevas que darán mucha guerra en el futuro, pero sobre todo vimos mucha ilusión y el compañerismo de siempre, y hasta ansias por salir a pescar, dando bastante de lado a cualquier comentario que citara la palabra crisis muy a pesar del daño que ha hecho y sigue haciendo… Pero lo peor de todo fue comprobar que quedaron dos vacantes, las que pertenecían a dos patrones que no faltaban nunca a ésta y otras citas de la zona, dos patrones recientemente desaparecidos y que sinceramente echamos mucho de menos; se trata de Manuel Soto, patrón del Marichica, con el que hemos realizado algunos reportajes técnicos, y Fernando Ristori, patrón del Bioko V, muy respetado y querido también entre la aficióny que vivía la pesca al máximo de intensidad. Siempre estarán con nosotros.

Recepción y bienvenida
La fiesta comenzó a partir de las 19 horas del viernes 17 de Agosto, en la terraza del Centro Náutico. Los actos empezaron con la típica formalización de la inscripción y recogida de obsequios, y continuaron con la reunión de patrones y un pequeño cóctel de bienvenida. Pero entre el principio y el final se pudieron vivir unas bonitas horas de convivencia, con continuos apretones de manos, abrazos, salutaciones de todo tipo y muestras de muy buen humor ¡Es lo que buscamos!
Pero entre la recepción y el cóctel estaba lo más importante, que es la reunión de patrones, porque es aquí, y solo aquí, donde coinciden y participan todos los implicados, y es aquí donde se decide el qué, el cómo, el cuándo y el cuánto… En esta ocasión la mesa presidencial estuvo repleta y uno por uno todos tomaron la palabra, pues desde el Ayuntamiento se han tomado muy en serio fortalecer esta prueba dándole todo el apoyo posible, y quisieron transmitir sus ánimos in situ. Destacó la presencia de Francisco Salido, Concejal del Puerto y Teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Benalmádena; Concepción Tejada (Concejalía de Fiestas); José Antonio Serrano (Concejalía de Playas); José M. López (Consejo de Adm. del Puerto); Fernando Rodríguez (Director de eventos deportivos, fundador y valedor del torneo) y Francisco Carrión, como director técnico. Por parte de los deportistas estuvieron el grueso de los inscritos, fuesen armadores, patrones o skippers, y también algunos familiares y tripulantes. No hubo nada especial que destacar, salvo modificar algunas normas de régimen interno que en nada atañen a la acción de pesca, disfrutando de las mismas reglas que han prevalecido en los últimos años:
-Mínimo 3 kilos por captura (Listado, Albacora, Bacoreta, Melva, Dorado, Patudo, Aleta Amarilla)
-Mínimo 1,20 metros (Agujas y marlines)
-Prohibidos los escualos y el pez espada
-Un máximo de cinco cañas por embarcación, y un mínimo de dos pescadores por barco (en este caso solo cuatro cañas)
-Salida a las 8 horas (sábado y domingo), siendo libre el largado de líneas al agua
-Todos los barcos en puerto a las 20 horas el sábado, y las 19 horas el domingo
-Máximo permitido por equipo en cuanto a potencia: 80 libras
-Uso exclusivo de señuelos artificiales…
Al finalizar la reunión Fernando cedió la palabra a Plácido Antequera, del Club de Pesca de Fuengirola, para que hablara sobre los últimos detalles del IV Ciudad de Fuengirola de Pesca de Altura al Curricán, torneo que él mismo creó hace cuatro años y que está asumiendo un prestigio relevante, ya que en la tercera edición compartió cartel con el II Campeonato de Andalucía y en 2012 con el mismísimo Campeonato de España, clasificatorio para el Mundial. A la conclusión tomaron la palabra Juan José Collado (Director de la Semana Náutica de Melilla) y Víctor Fernández (Pte. de la Federación de Pesca de Melilla), quienes promocionaron una nueva competición de Pesca de Altura a celebrar en el segundo fin de semana de septiembre, animando a los diez primeros inscritos llegados desde fuera de Melilla con un cheque de gasoil por valor de 600 euros, compensando en parte los gastos de desplazamiento… En ambos casos sus breves discursos fueron premiados con fuertes aplausos.
Minutos después estábamos todos en la terraza para dar cuenta de la cerveza, el vino o los refrescos, y también de los embutidos y otros aperitivos que nos prepararon los miembros de la organización. Se hizo la foto de familia con el grueso de los implicados y de ahí a descansar, pues la salida estaba prevista para las 8 horas y antes había que dejarlo todo preparado y a punto.

Primera manga
También aquí noté algo especial que lo hacía distinto a otros años… A las 07:55 horas había un pequeño atasco en la bocana del puerto de Fuengirola, con cinco barcos esperando tomar la salida. A esa misma hora en Benalmádena solo había dos, y uno de ellos repostaba combustible. Pero eso no quiere decir que faltara interés, nada de eso, porque cuando Antonio dio la salida oficial los barcos salieron de los pantalanes uno tras otro, y a las 8:15 horas ya habían 25 barcos navegando hacia los pesqueros. A las 08:30 horas los barcos en liza eran 27, un alto porcentaje del total si se valora que algunos patrones de los barcos que no salieron iban a bordo de otros barcos en competición, completando tripulaciones para no entrar en la prohibición de salir solo a la mar. En cualquier caso era un récord de “asistencia”… Y es que hacía ya unos años que no lográbamos reunir a 27 barcos compitiendo.
En cuanto a la pesca, las previsiones no eran nada halagüeñas… En los últimos días las capturas habían brillado por su escasez y los deportistas temían una pequeña debacle, aún teniendo en cuenta que los resultados en el pasado Ciudad de Málaga fueron rompedores. Salieron muchos y muy buenos listados, pero dejaron de entrar unos días después y nadie sabe donde fueron, de ahí que existieran muchas dudas. Eso sí, la ilusión estaba intacta, y así siguió hasta que los menos habituales empezaron a cantar sus combates y posteriores capturas válidas… Primero fue Bernardo, del Dos Ana Dos, quien aseguró dos piezas; luego le tocó al Vitamin, de Bartolomé Vázquez; al Escualo, de Francisco Ruiz, y más al tarde a Plácido, del Giraldillo, pero eran atunes y tuvo que liberarlos.
A mediodía el balance era muy pobre, con apenas 14 capturas válidas en manos de cinco patrones, pero por fortuna todo cambió a partir de las 13:30 horas y se notó una nueva actividad. Fue Manolo, del Kaiman Uno, quien demostraba seguir en racha, logrando la decena de piezas e igualando al Vitamin, también con diez. Alberto, del macular, no se resistía a quedar rezagado y también encontró una buena zona donde logró varias capturas, totalizando nueve piezas antes de las 18 horas. Pero a esta hora Manolo estaba intratable, contabilizando 17 piezas.
En cuanto a la presumible pieza mayor habría que esperar al dictamen de la báscula, puesto que Manuel Durán, patrón del Victoria Cuatro, embarcó un dorado al que el calculó unos seis kilos. Veríamos cómo eran esos listados, porque en el torneo de Málaga salieron varias piezas que sobrepasaron los seis kilos… En todos los casos era un éxito, aunque lo cierto es que las capturas estuvieron escasamente repartidas y fueron a parar a manos de muy pocos patrones… Y esto no quiere decir que fueran los mejores porque entre estos deportistas no hay mejores ni peores, simplemente fueron los que los buscaron y los encontraron, puesto que buscarlos, los buscaron todos… En definitiva, gracias a su empuje y sus ganas, y también a su sacrificio, porque hay que valorar las millas que hay que navegar para llegar a los pesqueros y los gastos que estas salidas conllevan, en la báscula tuvimos trabajo. Todos los de la organización tuvimos trabajo, lo mismo que los del IEO de Fuengirola, ávidos de capturas para analizar y proseguir sus estudios sobre el desarrollo y las migraciones de los túnidos.
Finalmente llegó la hora de la verdad y a partir de las 19:00 horas se abrió el pesaje, que estuvo muy concurrido, especialmente por grupos de turistas de todas las nacionalidades. El primero en pesar fue Bernardo, del Dos Ana Dos, que solo presentó una captura; le siguió Bartolomé Vázquez, patrón del Vitamin, que llegó con diez bonitos listados, casi vivos (menudo vivero lleva montado) Logró un total de 52,450 kilos, dejando una media de 5,245 kilos por captura. Dos listados pesaron exactamente 6,350 kilos… Minutos más tarde llegó Manolo, del kaiman Uno, con sus 19 listados, destacando un ejemplar de 6,1 kilos y dos “gemelos” de 6,050 kilos. Sumó 86,3 kilos, logrando una media de 4,542 kilos. Algo más tarde llegó el Macumar, de Alberto Vázquez, con 8 piezas, aunque una de ellas no puntuó por falta de peso. Aún así consiguió totalizar 26,9 kilos y se afianzaba en la tercera plaza, logrando también el cuarto puesto en la pieza mayor. Finalmente llegó Manuel Durán, patrón del Victoria Cuatro. La vieja guardia no falló y nuevamente nos trajeron un dorado, esta vez de 6,6 kilos, ocupando el primer puesto en la pieza mayor y a la espera de una segunda captura para poder entrar en la otra clasificación, donde se exige un mínimo de dos capturas. Todo estaba en el aire, pues aún quedaba una segunda manga; ahora bien, Manolo dio un buen puñetazo en la mesa…

Atunada 2012
Tras el pesaje y la clasificación llegaba uno de los actos más populares del torneo: La “Atunada Marinera”, que en esta edición será recordada por lo bien surtida que estuvo, tanto de “líquidos” como de “sólidos”, pero también por la excelente organización y el orden mantenido durante toda la velada, además de la calidad de algunos de los productos, como el vino.
Los protagonistas son los pescadores y la atunada marinera está especialmente dedicada para ellos, pero por diversos motivos en muchos casos los pescadores son los últimos en llegar a la fiesta, entre otras cosas porque mientras llegan a puerto, se abarloan, pesan, atracan, limpian el barco y los equipos de pesca, repostan, se asean y se arreglan, dejan pasar mucho tiempo, por lo que casi siempre suelen llegar con la fiesta en pleno apogeo. Esto significa que van a encontrar algunas dificultades más de la cuenta a la hora de acomodarse por grupos y a la hora de proveerse de bebida y comida, aunque en estas últimas ediciones se está consiguiendo un mejor servicio en todos los aspectos. Eso sí, pasado cierto tiempo la fiesta se desborda porque ya es muy popular y participa muchísimo público, y llega un momento en el que cuesta encontrar un sitio y algo que llevarse a la boca, aunque es cierto que siempre hay para todos y que siempre ha sobrado. No obstante se va mejorando y esperamos que en la próxima edición todos estos actos públicos funcionen muchísimo mejor, mientras tanto, desde la organización y en todos sus niveles, pedimos disculpas a los muchos patrones, a sus tripulantes y familiares, ya que apenas tuvieron sitio para disfrutar de su propia fiesta en las condiciones que realmente se merecen. Durante la fiesta, además, se colgaron las clasificaciones provisionales, que quedaron así:

XIX Torneo Internacional de Pesca de Altura al Curricán
Mayor Peso Total: Clasificación General 1ª Manga
Pos. Barco Patrón Piezas Peso Puntos
1º: Kaiman Uno Manuel Gálvez 19 86,300 86,30
2º: Vitamin Bartolomé Vázquez 10 52,450 52,45
3º: Macumar II Alberto Vázquez 7 26,900 26,90

XIX Torneo Internacional de Pesca de Altura al Curricán
Pieza Mayor: Clasificación General 1ª Manga
Pos. Barco Patrón Especie Peso
1º: Victoria Cuatro Manuel Durán Dorado 6,600
2º: Vitamin Bartolomé Vázquez Listado 6,350
3º: Kaiman Uno Manuel Gálvez Listado 6,100
4º: Macumar II Alberto Vázquez Listado 4,700

Segunda Manga
El domingo amaneció nublado y “chispeando”, pero con una temperatura ambiente de lo más agradable, sin una leve brisa y con el mar como un “plato”. Un verdadero espejo. Ni uno solo de los veleros que salían, entraban o navegaban por la línea de costa, llevaba las velas desplegadas. Calma “chicha”, y eso para la pesca no es nada bueno… Por otra parte, la atunada acabó pasada la media noche; era fiesta mayor en Benalmádena y también los últimos días de la Feria de Málaga, y además, el Málaga FC había ganado su primer partido de la temporada en Balaídos… En definitiva, todo apuntaba a que se iba a vivir una jornada muy agradable y como consecuencia los malagueños estaban en su “salsa”, no había quien pudiera con ellos y esa segunda manga debía marcar diferencias, pero… ¿Para quién? Manolo estaba “intratable”.
A las 08:00 horas muchos barcos ocupaban las bocanas de los puertos de Fuengirola y Benalmádena, entre ellos los más destacados. Apenas diez minutos después 25 barcos oficializaron su salida, y a media mañana ya eran 34. Los comentarios generales apuntaban hacia una jornada apacible de pesca, sin emprender largas rutas y sin presiones. La estrategia era buscar la pieza mayor, algo más factible que buscar alocadamente los listados y arriesgarse a no encontrarlos, además de que el listón estaba solo 6,6 kilos. Cambiando los equipos, los montajes y los señuelos, la captura otro dorado, una albacora o un marlin eran muy posibles, por tanto muchos patrones decidieron probar y no rebasaron la línea que marcaba el veril de los mil metros.
A mediodía, con el Sol en lo más alto y con el cielo encapotado, los resultados eran bastante negativos; solo el Kaiman y el Macumar habían cantado una captura cada uno. Un poco más tarde desde el Victoria Cuatro anunciaban la captura de un dorado, por tanto Manolo también se metía en la clasificación al mayor peso total contabilizando dos piezas. De momento había cinco premios para los cinco primeros clasificados de cada modalidad, por lo tanto quedaban dos vacantes.

El delirio
La marea cambió y con ella llegaron los buenos resultados… Como por arte de magia, entre las 13 y las 16:00 horas las clasificaciones temblaron, sobre todo entre los segundos y quintos puestos, porque el primero se afianzaba. En efecto, Manolo Gálvez hizo suya aquella famosa frase de “la calle es mía”, pero con matices…, cambiándola por “los listados son míos”. Resumiendo, también retomó las últimas declaraciones de Mourinho y se reafirmaba en su puesto con un categórico “The Only One” (Soy el único)… Y es que no iba a ceder un ápice, puesto que a las 16 horas ya tomaba una nueva ventaja con 12 piezas válidas, cuatro más que su inmediato seguidor, el Giraldillo Segundo, que hizo una gran remontada contabilizando ocho piezas que le daban un gran salto.
Pero a bordo del Macumar no se dormían y poco a poco se esforzaban por mantener ese prestigioso tercer puesto y anotaban cinco piezas más, mientras que Bartolomé, a los mandos de su Vitamin, veía que sus dos únicas capturas le podían alejar de su privilegiada segunda posición; faltaban tres horas para entrar en puerto y podían pasar muchas cosas, pero lo que sí era seguro es que nadie se conformaba, ni siquiera los que no tenían opción, y barcos como el Galeno, el Yana, el Shimi o el Salamora también embarcaban capturas.
A las 17:30 horas se confirmaban los pronósticos; el Kaiman Uno en lugar de aflojar apretaba y conseguía igualar las 17 capturas del sábado. Más regularidad imposible, sin embargo el resto de la flota ni siquiera los volvieron a ver. Se acercaba la hora de llegar a puerto y para algunos las cosas se ponían difíciles, por no decir imposibles, pero no se rendían; pulpitos de mil colores, minnows, plumas, teasers… Probaban de todo, pero se aplicaba el famoso refrán catalán que traducido dice así: “De donde no hay, no se puede sacar”…
Por fin llegó la hora del pesaje, uno de los actos más seguidos por los implicados y por los curiosos, y se confirmaban todas las expectativas; el Kaiman Uno volvía a ser el protagonista con sus capturas, logrando sumar 80,5 kilos más, mientras que Manolo Durán presentaba un dorado con 8,200 kilos, confirmando su primer puesto. Por lo demás, no hubo cambios; el Vitamin era segundo en la general y en pieza mayor, y el Macumar mantenía su tercera plaza.


IMAGENES