Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento reclama a la Junta que abone una deuda de dos millones de euros para poner en marcha proyectos de empleo que afectan a cerca de 130 parados en Benalmádena

25/09/2012 Alcaldía
El Ayuntamiento reclama a la Junta que abone una deuda de dos millones de euros para poner en marcha proyectos de empleo que afectan a cerca de 130 parados en Benalmádena

El Ayuntamiento de Benalmádena reclamará a la Junta de Andalucía que haga frente de manera urgente a la deuda que mantiene con el Consistorio para poner en marcha los distintos programas de formación para el empleo programados para este ejercicio y cuya paralización afecta a cerca de 130 parados del municipio. El Gobierno autonómico tiene pendiente el abono de cerca de dos millones de euros, la mitad en concepto de anticipo para el desarrollo de los proyectos correspondientes a este curso, que no han podido iniciarse como consecuencia de la falta de pago. El Ejecutivo local llevará al próximo pleno una moción instando a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo a que transfiera de manera inmediata las cantidades que adeuda a los ayuntamientos correspondientes a los talleres de empleo, las casas de oficio y las escuelas taller aprobadas en los ejercicios 2010 y 2011, así como las ayudas comprometidas para el año en curso.



“La morosidad de la Junta de Andalucía está generando un grave perjuicio a las Administraciones locales, que se ven obligadas a adelantar el dinero para poder sufragar los programas de formación para el empleo, y especialmente a los ciudadanos, que ahora se encuentran con la paralización de los proyectos ante la falta de financiación por parte del Gobierno autonómico de PSOE e IU”, ha destacado la alcaldesa de Benalmádena, Paloma García Gálvez. La decisión de la Junta ha provocado que no puedan ponerse en marcha un taller de empleo y la Escuela Taller ‘Benaltur’, con especialidades en mantenimiento de interior de edificios, camarera de piso y animación turística. El primero de ellos cuenta con una subvención de más de 670.000 euros, cuyo anticipo (más de 335.000 euros) no ha sido abonado por la Junta, mientras que la escuela taller tiene concedida una ayuda de más de 772.000 euros, de lo que no se han pagado los más de 385.000 euros iniciales para impulsar el programa. Un total de 66 personas desempleadas se ven afectadas por la paralización de ambos proyectos.



La Junta adeuda además al Ayuntamiento más de 200.000 euros para la puesta en marcha de cuatro proyectos de Formación Profesional para el Empleo (FPE), cuyo aplazamiento perjudica a 60 alumnos, 15 por cada uno de ellos. El Consistorio, a través del Centro Municipal de Formación ‘Benalforma’ ha iniciado sin embargo otras nueve iniciativas de FPE, que benefician a 135 personas sin ocupación, y que se han puesto en marcha a pesar de no haber recibido el adelanto correspondiente por parte del Gobierno andaluz.



“El Ayuntamiento de Benalmádena ha hecho un esfuerzo para impulsar casi una decena de proyectos de formación profesional para el empleo porque consideramos que nuestros vecinos no deben verse dañados por la falta de pago de la Junta, pero no podemos seguir adelantando el dinero que nos adeudan”, ha explicado el concejal de Empleo, Juan Olea, que ha recordado que el Gobierno autonómico debe a los ayuntamientos hasta un 25% del año 2010 y toda la convocatoria de 2011, además de las cuantías correspondientes al presente ejercicio.



La moción que presentará en el pleno ordinario el equipo de Gobierno subraya que “el papel que se ven obligados a asumir los ayuntamientos andaluces es el más injusto y doloroso: las administraciones locales se adhieren a estos programas de formación de la Junta como promotores, aunque es la administración autonómica la que tiene que poner el dinero”. “Los ayuntamientos sufren una nueva prueba del antimunicipalismo que caracteriza las políticas del gobierno de José Antonio Griñán y que se concreta en que, por un lado, les obliga a asumir competencias que son autonómicas, por supuesto sin financiación, y, por otro, no les paga todo lo que les debe en materia de impuestos, desarrollo de convenios, ejecución de programas, etc”, añade la moción.