Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

La

16/11/2006 Alcaldía
La

El alcalde de Benalmádena, Enrique Bolín, informó ayer que ya se está construyendo una nueva parada de autobús, cerca del campo de golf muncipal, que entrará en funcionamiento a partir del 1 de enero.


El primer edil anunció además que las líneas del servicio municipal de transportes (los autobuses naranja) experimentarán modificaciones "para adaptarse a la demanda de los usuarios y para satisfacer las necesidades del nuevo Centro Hospitalario de Alta Resolución, cuya puesta en marcha está prevista para el próximo año".


Magnífica acogida


Bolín destacó que "aunque aún no se ha cumplido el primer año de funcionamiento de este transporte urbano ya se registran 30.000 usuarios mensuales, siendo la mayor parte de estos los correspondientes a la Línea B2" (Estupa budista, Benalmádena Pueblo, zona hospitalaria, estación de Renfe de Arroyo de la Miel, avenda Constitución, García Lorca, parque de la Paloma y Torrequebrada).


Por ello, esta línea, en lugar de entrar por Xanit y salir hacia la carretera, entrará por el colegio Doña María, cruzará toda la urbanización y saldrá por el Hospital de Alta Resolución (CHARE). Incluirá, además de la parada del campo de golf, otra cerca de la rotonda Doña María y Xanit, apuntó Bolín.


El regidor muncipal adelantó además que la línea más utilizada, debido a que en verano incrementa su número de usuarios, ampliará su recorrido, llegando hasta Carvajal, volviendo a su trayecto habitual en invierno.


Bolín destacó que "las modificaciones en el servicio de transporte municipal se producen a raíz de los análisis realizados sobre este servicio por los alcaldes de barrio, por los contactos que desde Inno.BEN se han realizado entre los vecinos de distintas barriadas y por las encuestas de fiabilidad y satisfacción que se han realizado entre los usuarios de estos autobuses, que ha resultado altamente positiva".


Para finalizar, el primer edil señaló que para 2007 la empresa muncipal espera alcanzar los 50.000 usuarios mensuales.


Los autobuses urbanos se pusieron en marcha el 1 de marzo del 2006 y desde entonces prestan su servicio con carácter exclusivo en el municipio de Benalmádena, identificados con una pintura específica (color naranja) que los diferencia de aquellos que prestan los servicios interurbanos. Actualmente cuentan con tres líneas activas, que recorren las principales zonas del muncipio.