Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Centenares de niños participan en la Procesión del Cautivo Infantil de Benalmádena Pueblo

21/04/2014 Delegación de Cultura
Centenares de niños participan en la Procesión del Cautivo Infantil de Benalmádena Pueblo

Benalmádena Pueblo vivió ayer una de las procesiones más singulares de la Semana Santa en el municipio, la del Cautivo Infantil, protagonizada por niños. Centenares de menores, ataviados bien como hombres de tronos, con túnicas de nazarenos, mantillas o de representantes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, participaron en la procesión, que se ha consolidado como uno de los principales reclamos del Lunes Santo en el litoral costasoleño y que recibe la visita de miles de vecinos y turistas. A las 19:00 horas comenzó el desfile procesional, que partió desde la Iglesia Santo Domingo de Guzmán. La Cruz de Guía abrió paso a la comitiva, que procesionó por las céntricas calles del Pueblo durante más de dos horas de recorrido oficial.

La concejala de Cultura, Yolanda Peña, y la edil de Participación Ciudadana, Ana Macías, asistieron a la cita, acompañadas por otros miembros del Gobierno municipal. “Como cada año, el Lunes Santo viste las calles del Pueblo con frescura, color y ternura, pues en este día los grandes protagonistas son los niños que con tanta ilusión forman parte de la comitiva y que arropan a Nuestro Padre Jesús Cautivo con gran esfuerzo y emoción”, ha manifestado Peña, que ha añadido que “esta procesión es, sin lugar a dudas, la cantera de hombres de tronos y de mujeres cofrades implicadas con nuestro legado cultural y con nuestras más arraigadas tradiciones”.

Por su parte, Macías destacó que “la Semana Santa de Benalmádena es única y singular en la provincia de Málaga, pues nos brinda momentos tan emotivos como esta procesión, en la que disfrutamos de la nobleza y de la ternura de los más pequeños, que son un ejemplo para los mayores de cómo hacer grande y solemne una procesión”. “Hay que agradecer a todos los participantes su implicación con este día, tanto a los niños como a sus padres y familiares, que son los verdaderos artífices de que esta procesión sea cada año más multitudinaria”, apuntó la concejala.