Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento acuerda con la Asociación Contra el Cáncer impulsar un programa para dejar de fumar dirigido a los trabajadores municipales

05/05/2014 Delegación de Sanidad
El Ayuntamiento acuerda con la Asociación Contra el Cáncer impulsar un programa para dejar de fumar dirigido a los trabajadores municipales

La alcaldesa de Benalmádena, Paloma García Gálvez, ha presidido hoy la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) centrado en la puesta en marcha de un programa para dejar de fumar dirigido a los trabajadores municipales. Un programa de 30 horas de duración que contempla servicios gratuitos de tratamiento especializados de tabaquismo mediante distintas modalidades de intervención para dejar de fumar y del que se beneficiarán empleados de la Administración local, en grupos de quince personas seleccionados previamente por la asociación. La regidora y el presidente del colectivo a nivel provincial, Francisco Aguilar, han suscrito el acuerdo en un acto celebrado Consistorio y en el que también han estado presentes la concejala de Participación Ciudadana, Ana Macías, y la representante de la AECC en el municipio, Francisca Guerrero. “Para el Ayuntamiento es una gran satisfacción firmar este convenio, pues somos una institución sensible a la causa y queremos ofrecer a nuestros trabajadores instrumentos para que consigan la deshabituación tabáquica”, ha manifestado García Gálvez, que ha agradecido a la Asociación Española Contra el Cáncer “su apoyo e implicación para impulsar en Benalmádena planes y estrategias centradas en la mejora de la salud”.

“Se trata de una actuación muy importante en materia de salud que permitirá a los empleados municipales disponer de la ayuda y las herramientas básicas para dejar de fumar”, ha señalado la primera edil, que ha explicado que los cursos se planificarán a demanda del Ayuntamiento de Benalmádena y de común acuerdo con la disponibilidad del médico y del psicólogo responsables del programa de tabaquismo de la AECC en Málaga, que serán los encargados de organizar el programa y evaluar los resultados. La iniciativa, enmarcada en la campaña ‘¿Malos humos? Tabaco no, gracias’ que el colectivo también ha llevado a los centros educativos, incluye terapia de grupo combinada, consulta médica individual y línea telefónica de ayuda al fumador.

Por su parte, Muñoz ha afirmado que “con esta acción queremos también agradecer al Ayuntamiento de Benalmádena el compromiso continuo que tiene la Asociación Española Contra el Cáncer” y ha destacado que “una de las grandes acciones de la junta provincial de la AECC en Málaga se fundamenta en la puesta en marcha de los cursos de deshabituación tabáquica, que se vienen realizando desde el año 1.999 con unos resultados altamente positivos de reconocimiento y utilidad terapéutica”. “Nuestra asociación lucha contra el cáncer en todas las posibles modalidades conocidas mediante el desarrollo de funciones y de actividades de divulgación, prevención, investigación, formación y carácter médico o asistencial”, ha señalado el presidente del colectivo, que ha apuntado que “uno de nuestros principales frentes es el tabaquismo, una sustancia nociva para la salud y que requiere de medidas sanitarias urgentes”.

El acuerdo suscrito por el Ayuntamiento y la AECC contempla servicios gratuitos de tratamientos especializados de tabaquismo, como terapia de grupo combinada, que se impartirá por personal experto (médico y psicólogo) y que se basará en asistencia médica y farmacológica, y atención psicológica cognitivo-conductual. Todo ello con el objetivo de facilitar el proceso de abandono de la adicción tabáquica y favorecer el mantenimiento de la abstinencia, disminuyendo la probabilidad de recaídas. También incluye consulta médica individual, que empleará técnicas de apoyo conductual y farmacológicas y que se planificará de acuerdo con una primera consulta programada para elaborar el plan de abandono y dos consultas de seguimiento, que se celebrarán tras dos y cuatro semanas de dejar el consumo de tabaco, así como línea telefónica de ayuda al fumador, que prestará apoyo telemático programado y enviará material específico mediante correo electrónico. El programa tendrá una duración de 30 horas, divididas en dos horas semanales durante nueve semanas continuadas, un plan de mantenimiento de dos horas cada cuatro semanas hasta completar el sexto mes y un contacto final al concluir el año.