Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento da luz verde de manera definitiva a unos presupuestos que apuestan por las políticas sociales y la inversión y garantizan la estabilidad laboral y económica

02/06/2014 Delegación de Economía y Hacienda
El Ayuntamiento da luz verde de manera definitiva a unos presupuestos que apuestan por las políticas sociales y la inversión y garantizan la estabilidad laboral y económica

El Ayuntamiento de Benalmádena ha aprobado hoy en pleno de manera definitiva los presupuestos municipales para el presente ejercicio 2014, unas cuentas que apuestan por las políticas sociales y la inversión y garantizan la estabilidad laboral y económica en la Administración local. Así lo ha apuntado la alcaldesa, Paloma García Gálvez, que ha resaltado que “se trata de unos presupuestos equilibrados, que se adaptan a la realidad y que muestran que la gran prioridad del Gobierno municipal son los vecinos de Benalmádena, especialmente los más neceistados”. En este sentido, la regidora ha explicado que las cuentas municipales para el año en curso recogen una partida económica para gastos sociales que asciende a medio millón de euros, casi el doble de la cuantía ejecutada en el pasado ejercicio. “Es una cifra similar a la recogida en los presupuestos de 2013 y, aunque a lo largo del año el gasto no alcanzó los 300.000 euros, el Gobierno municipal ha decidido mantener la partida para poder atender las necesidades de los más desfavorecidos”, ha indicado la primera edil.

García Gálvez ha resaltado el incremento en materia de inversiones, que alcanza los 3,8 millones de euros, y ha subrayado que las cuentas municipales para 2014 “son las primeras que recogen la deuda que el Ayuntamiento de Benalmádena mantiene con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental”. “Son unos presupuestos coherentes y acordes a la realidad, en los que consolidamos la estabilidad económica del Consistorio y la estabilidad laboral de los trabajadores municipales”, ha subrayado la alcaldesa, que ha agradecido a todos los concejales del Ejecutivo local su labor “para ajustarse a las necesidades presupuestarias” y ha destacado el esfuerzo de la Concejalía de Economía y Hacienda y del área de Intervención del Ayuntamiento para elaborar unas cuentas generales de cara al presente ejercicio que superan los 105 millones de euros en el capítulo de previsión de ingresos y rondan los 100 millones de euros en concepto de gastos. “Se trata de los mejores presupuestos para los vecinos de Benalmádena”, ha añadido la regidora.

Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, José Miguel Muriel, ha recordado que el plan de ajustes elaborado por el anterior Gobierno municipal presidido por el PSOE, para que el Consistorio pudiera acogerse al Plan de Pago a Proveedores creado por el Ejecutivo central del PP, “no reflejaba ninguna partida para inversiones” y ha resaltado que, sin embargo, el actual equipo de Gobierno incluyó el pasado año una partida de cerca de 1,5 millones de euros. “Y para el presente ejercicio este capítulo se incrementa más del doble y se destinarán 3,8 millones de euros a un plan de mejoras en infraestructuras de las barriadas y zonas turísticas de Benalmádena”, ha apuntado el edil, que ha detallado que el capítulo de personal, como es habitual en las administraciones locales, recibe la mayor partida económica presupuestada, que asciende a cerca de 32 millones de euros. En este sentido, Muriel ha destacado que, “al contrario de lo que pasa en muchos otros ayuntamientos, la cuantía que garantiza la estabilidad laboral de la plantilla municipal no alcanza siquiera una tercera parte de la totalidad de los gastos”.

“Se han elaborado unas cuentas municipales participativas y transparentes, en las que se refleja la eficiencia de la gestión del actual equipo de Gobierno, que, frente a las violentas subidas impositivas por parte de PSOE e IU, ha optado por reducir la tasa de la basura dos años consecutivos, ha congelado el IBI y ha logrado una revisión a la baja de los valores catastrales que supondrá un notable beneficio para los ciudadanos y para los comercios, que verán como se reduce la tasa de basura industrial”, ha subrayado el concejal de Economía. “Hemos hecho los deberes y contamos además con los recursos necesarios para afrontar a lo largo de todo el ejercicio el abono de la deuda correspondiente al Plan de Pago a Proveedores, que, una vez que ya ha concluido el periodo de carencia, se triplica y alcanza a partir del próximo mes de junio cerca de tres millones de euros trimestrales”, ha añadido Muriel.