Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

La playa de Malapesquera, escenario de un simulacro de salvamento y socorrismo

15/07/2014 Delegación de Playas
La playa de Malapesquera, escenario de un simulacro de salvamento y socorrismo

La Playa de Malapesquera ha sido hoy el escenario de un simulacro de salvamento y socorrismo desarrollado por los responsables de este servicio durante la temporada estival en el litoral benalmadense. El concejal del área, José Antonio Serrano, ha estado presente en el ejercicio, en el que han participado cerca de una decena de profesionales para recrear el caso de un supuesto ahogamiento. Los socorristas han hecho uso de dos motos de agua para rescatar al bañista y, una vez en la orilla, prestarle los servicios sanitarios oportunos. El propósito del simulacro, según ha explicado el edil, era medir el tiempo de respuesta del operativo desde que se produce el aviso hasta que se acomete la actuación de salvamento, que debe ser inferior a cuatro minutos. “Se ha cumplido el objetivo y se ha invertido un tiempo menor”, ha indicado Serrano, que ha apuntado que el ejercicio se enmarca entre los distintos simulacros que el operativo de socorrismo y salvamento, a cargo de la empresa ‘Medios Marinos’, debe desarrollar a lo largo del verano de acuerdo con el pliego de condiciones para la adjudicación del servicio.

El dispositivo de vigilancia, limpieza y mantenimiento confeccionado por la Delegación de Playas para la presente temporada estival está compuesto por medio centenar de profesionales. El operativo cuenta con un total de 24 vigilantes para el servicio de salvamento y socorrismo, que se reparten entre las 18 torres de vigilancia de las que dispone el municipio y las dos playas adaptadas de Malapesquera y Los Maites, además de practicar servicios itinerantes. Junto a los socorristas, de la empresa ‘Medios Marinos’, el dispositivo está integrado por más de una quincena de trabajadores para el servicio de limpieza, a los que hay que sumar tres personas dedicadas exclusivamente a los aseos ubicados en las playas y siete operarios municipales que se encargar de las labores de conservación y mantenimiento.