Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento da luz verde a una tercera refinanciación de su deuda financiera, que supondrá un importante ahorro económico para las arcas municipales

02/10/2014 Delegación de Economía y Hacienda
El Ayuntamiento da luz verde a una tercera refinanciación de su deuda financiera, que supondrá un importante ahorro económico para las arcas municipales

La Delegación de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Benalmádena ha dado luz verde a una tercera refinanciación de su deuda financiera, que supondrá un importante ahorro económico para las arcas municipales. Una medida adoptada en virtud del Real Decreto-ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, que como tiene como objetivo la adopción de profundas reformas urgentes para recuperar la senda de crecimiento. Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa el concejal del área, José Miguel Muriel, que ha destacado que “el Ayuntamiento de Benalmádena se beneficia con esta refinanciación de la política económica impulsada por el Gobierno central y basada en dos pilares principales: la consolidación fiscal y las reformas estructurales, las cuales están centradas en impulsar la flexibilidad de los mercados y recuperar la competitividad de la economía española perdida desde la entrada en el euro”.

“Hasta el momento hay varias entidades financieras interesadas en esta refinanciación de la deuda del Ayuntamiento, las cuales deben rellenar un pliego de condiciones y se premiará a aquella que ofrezca el tipo de interés más bajo”, ha añadido el edil, que ha puntualizado que “la finalidad de este equipo de Gobierno es aprovechar el cambio de coyuntura económica y solicitar oferta a las entidades financieras por la totalidad de las operaciones concertadas al amparo del Real Decreto-ley 4/2012, con el objeto de cancelar las citadas operaciones de préstamo y concertar nuevas operaciones de endeudamiento con el objetivo de reducir el diferencial al que se concertó el Plan de proveedores que se situó en el 5,25 por ciento”.

Finalmente, Muriel ha recordado que “el Gobierno central aprobó el Real Decreto-ley 4/2012, de 24 de febrero, por el que se determinaron obligaciones de información y procedimientos necesarios para establecer un mecanismo de financiación para el pago a los proveedores de las entidades locales, que tenía como objetivo paliar la grave situación de crisis económica que había generado una fuerte caída de la actividad económica y correlativamente una fuerte bajada en la recaudación de recursos por parte de las entidades locales”. “La acuciante situación de falta de liquidez antes descrita aconsejó la adopción inmediata de medidas urgentes y de carácter extraordinario, mediante la concertación de unas operaciones de endeudamiento a largo plazo y la obligación por parte de las entidades locales de aprobar un plan de ajuste, que debía responder a unos criterios básicos al objeto de garantizar la sostenibilidad financiera de la operación, con el objetivo de permitir la cancelación por entidades locales de sus obligaciones pendientes de pago con sus proveedores, derivadas de la contratación de obras, suministros o servicios”, ha indicado el concejal, que ha apuntado que “la concertación de las operaciones de crédito se realizaron en un momento de fuerte convulsión económica, con la prima de riesgo del país (que mide la diferencia entre la solvencia de los bonos españoles y germanos) cercana a 500 puntos”. “La adopción de reformas de carácter estructural por parte del Gobierno central ha conseguido que los mercados financieros se tranquilicen y en la actualidad la deuda española se ha situado en torno a los 150 puntos básicos”, ha subrayado el edil.