Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento continua dando los pasos necesarios para defender el dinero de los contribuyentes y velar por las familias más necesitadas del municipio

13/10/2014 Delegación de Economía y Hacienda
El Ayuntamiento continua dando los pasos necesarios para defender el dinero de los contribuyentes y velar por las familias más necesitadas del municipio

El Ayuntamiento de Benalmádena continúa dando los pasos necesarios para defender el dinero de los contribuyentes y velar por las familias más necesitadas del municipio. La alcaldesa, Paloma García Gálvez, ha destacado hoy que se está llevando a cabo un proceso “correcto y exhaustivo” en relación con la fiscalización del Comedor Social, asociación a la que el Consistorio reclama un total de 262.566,87 euros en materia de subvenciones públicas cuyo gasto, según un informe elaborado por el área de Intervención, no ha sido debidamente acreditado por la entidad. “La asociación tendrá que justificar hasta el último céntimo”, ha señalado la regidora durante su intervención en el pleno extraordinario monográfico sobre las presuntas deficiencias por parte del Comedor Social a la hora de justificar dichos gastos.

García Gálvez ha subrayado que el proceso “se encuentra todavía en trámite y los funcionarios siguen trabajando, por lo que es aventurado adelantar posibles medidas y decisiones y hay que respetar la presunción de inocencia en todos los sentidos”. En cualquier caso, la primera edil ha mantenido reuniones con diferentes colectivos benéficos para garantizar la atención a las familias en situación de vulnerabilidad y emergencia social en el caso de que sea necesario cubrir las necesidades alimenticias de las mismas. La alcaldesa ha resaltado además en el pleno que “la transparencia y la rigurosidad deben regir todas las acciones de la Administración pública, mucho más si cabe en aquellos procesos relacionados con políticas sociales que pueden afectar a familias que padecen una situación de precariedad económica”.

El Gobierno municipal presidido por el PSOE suscribió en noviembre de 2011 un convenio con la asociación Comedor Social para la concesión de ayudas económicas a dicha entidad con objeto de atender las necesidades de los ciudadanos más desfavorecidos. En enero de 2014 la regidora, Paloma García Gálvez, requirió al área de Intervención que iniciara un proceso de fiscalización para constatar que las subvenciones otorgadas se destinaban al objeto del acuerdo. El informe suscrito por el departamento de Intervención establece que no ha quedado debidamente justificado el destino final de ayudas públicas por importe de 262.566,87 euros.