Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Ayuntamiento aprueba unos presupuestos que apuestan por la inversión, el empleo y las políticas sociales

02/01/2015 Delegación de Economía y Hacienda
El Ayuntamiento aprueba unos presupuestos que apuestan por la inversión, el empleo y las políticas sociales

El Ayuntamiento de Benalmádena ha dado el visto bueno hoy en pleno a la aprobación inicial de los presupuestos para 2015, unas cuentas que presentan una marcada apuesta por la inversión, las políticas sociales, la estabilidad laboral y la creación de empleo, según ha destacado la alcaldesa, Paloma García Gálvez, que ha resaltado que la propuesta económica del Gobierno municipal para el presente ejercicio tiene como ejes fundamentales el compromiso con los más desfavorecidos y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. En este sentido, la regidora ha subrayado que los presupuestos de 2015, que prevén unos ingresos de más de 105,7 millones de euros, recogen inversiones por más de 7 millones de euros –de los cuales, más de 2 millones procederán de las arcas municipales-, más de 500.000 euros destinados a la creación de puestos de trabajo para desemplados y distintas partidas económicas por un valor de 3,3 millones de euros destinadas a la asistencia social y a la atención de personas dependientes. Las cuentas recogen además la congelación de los impuestos y tasas municipales, una vez que se han ido rebajando de manera consecutiva durante los dos últimos años, y el mantenimiento de subvenciones que alcanzan el 65 por ciento.

“Son unos presupuestos equilibrados, adaptados a la realidad, en los que seguimos trabajando en la contención de gasto corriente con el objetivo de realizar los mayores esfuerzos económicos a lo largo del año en materia de inversión, empleo y acciones sociales”, ha explicado durante la sesión plenaria extraordinaria la primera edil, que ha subrayado que el Ejecutivo local “sigue apostando por mantener la estabilidad laboral de los trabajadores municipales y por fomentar la creación de empleo”, por lo que las cuentas incluyen una partida de cerca de medio millón de euros para el desarrollo de una nueva fase del Plan Especial de Mejoras de Barriadas y Urbanizaciones, una iniciativa impulsada por el Gobierno municipal que permitirá generar en total alrededor de 400 puestos de trabajo eventuales para personas desempleadas.

“Las cuentas para el presente ejercicio muestran un año más nuestro compromiso con las familias más desfavorecidas de Benalmádena, tanto en materia de creación de empleo como en lo que respecta a políticas sociales, asumiendo unas competencias que en realidad corresponden a la Junta de Andalucía y, que sin embargo, sigue sin cumplir con aquellos que más lo necesitan”, ha subrayado García Gálvez, que ha destacado que el Ayuntamiento presta asistencia a más personas dependientes que el Gobierno autonómico, un ámbito para el que se destinarán a lo largo de 2015 cerca de 1,2 millones de euros. La alcaldesa ha elogiado la labor desarrollada por la Concejalía de Economía y Hacienda y ha agradecido “el notable esfuerzo y el magnífico trabajo de los técnicos municipales” de este área y del departamento de Intervención a la hora de elaborar “unos presupuestos que reflejan la responsabilidad y la excelente gestión del Gobierno municipal para la recuperación del Ayuntamiento y nuestro compromiso con los vecinos más necesitados”.

Por su parte, el concejal del área, José Miguel Muriel, ha explicado que el capítulo de inversiones contempla actuaciones por valor de más de 7 millones de euros que se financiarán con fondos propios o en el marco de programas como el Plan Qualifica o el Plan de Inversiones Productivas de la Diputación Provincial de Málaga y entre las que se encuentran proyectos como las remodelaciones de la avenida Antonio Machado y de la Plaza Olé, el plan de asfaltado, obras de mejora del litoral o la ampliación de la Casa de la Cultura. El edil ha indicado que los presupuestos consolidados –en los que se incluyen las sociedades municipales- establecen unos ingresos a lo largo del presente ejercicio de más de 105,7 millones de euros y unos gastos que superan los 100 millones de euros, de los cuales alrededor de un tercio se destina al capítulo de personal, “un ámbito en el que seguimos apostando por la estabilidad laboral”.

“Los presupuestos municipales para 2015 constituyen un reflejo más de una gestión responsable”, ha apuntado Muriel, que ha resaltado que en el presente ejercicio “se congelan todos los impuestos, después de dos años consecutivos bajándolos con el fin de aliviar la carga fiscal de los vecinos, una política muy alejada de la brutal subida impuesta por PSOE e IU, la mayor en la historia de Benalmádena”. “Lo que sí se ha incrementado con nuestro Gobierno municipal ha sido la transparencia y el control del gasto público”, ha señalado el concejal, que ha recordado que cuando el PP accedió a la Alcaldía existían distintas cajas fijas que generaban un gasto corriente que en 2011 ascendió a 1,4 millones de euros. “En 2014, tras la creación de la Central de Compras, esos gastos han sumado alrededor de 350.000 euros y se han prestado los mismos servicios”, ha añadido el edil.

Plan de pagos a Mancomunidad
En el pleno se ha aprobado además que el Ayuntamiento de Benalmádena se acoja a un plan de pagos para solventar la deuda que mantiene con la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental. “Se trata de una muestra más de la responsabilidad de este equipo de Gobierno”, ha afirmado el concejal de Economía y Hacienda, que ha recordado que el Consistorio tenía deudas pendientes con el organismo supramunicipal y también con las administraciones provincial y autonómica generada por corporaciones anteriores y que no se había adoptado ningún plan de pagos para liquidarlas. “Ahora estamos al corriente con las diferentes administraciones y afrontamos los acuerdos establecidos para solventar esos débitos”, ha resaltado el edil, que ha apuntado que el plan de pagos con Mancomunidad establece el abono de una deuda de más de 3,7 millones de euros en un periodo de ocho años.