Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

La segunda fase del Plan Especial de Mejoras de Barriadas y Urbanizaciones se iniciará a mediados de Marzo y permitirá la contratación de más de un centenar de desempleados.

05/03/2015 Delegación de Personal
La segunda fase del Plan Especial de Mejoras de Barriadas y Urbanizaciones se iniciará a mediados de Marzo y permitirá la contratación de más de un centenar de desempleados.

El Ayuntamiento de Benalmádena ha culminado el proceso de selección de las 106 personas desempleadas que se beneficiarán de la segunda fase del Plan Especial de Mejoras en Barriadas y Urbanizaciones, que arrancará a mediados del presente mes de marzo. Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa la alcaldesa, Paloma García Gálvez, que ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha “de un nuevo ciclo de este plan, que beneficiará a más de un centenar de familias benalmadenses y supondrá además una importante mejora en la calidad de vida de los vecinos y en la imagen de nuestro municipio”. La iniciativa, según ha recordado la primera edil, se enmarca en el proyecto para generar empleo más ambicioso impulsado por el Consistorio benalmadense en más de una década, que cuenta con una inversión global de 3,5 millones de euros financiados por la Administración local y supondrá la creación de cerca de 400 puestos de trabajo eventuales a lo largo del desarrollo del programa. “Este plan responde al firme compromiso que mantiene el Gobierno municipal con nuestros ciudadanos y con la puesta en marcha de acciones encaminadas a la creación de empleo”, ha destacado la regidora, que ha resaltado que “la iniciativa contempla además la puesta en valor y la mejora de las distintas urbanizaciones y barriadas del municipio”.

García Gálvez, que ha estado acompañada por el concejal de Personal, José Antonio Serrano, y la edil de Vías y Obras, Concha Cifrián ha indicado que la selección de las personas desempleadas que se beneficiarán de la acción laboral “contempla la contratación de aquellos vecinos de Benalmádena que más necesitan tener un trabajo por sus circunstancias económicas” y ha mostrado su deseo de que “este plan no solo suponga un alivio económico temporal para las familias más necesitadas, sino también como herramienta que sirva de trampolín para la inclusión definitiva en el mercado de trabajo de todos los seleccionados”. “Un total de 106 personas que actualmente se encuentran sin ocupación se beneficiarán de la segunda fase de este programa, que cuenta con una inversión de 500.000 euros y que permitirá mejorar la calidad de vida de los vecinos y ofrecer una imagen renovada del municipio”, ha indicado la primera edil, que ha apuntado que “la creación de empleo es nuestra gran prioridad y en esta línea continuaremos trabajando desde el Gobierno municipal para que todos nuestros ciudadanos tengan las mismas oportunidades laborales”.

Por su parte, Serrano ha afirmado que “en esta segunda selección, al igual que en la primera fase, se ha buscado beneficiar a los benalmadenses que más necesitan tener un trabajo por sus circunstancias económicas” y ha detallado que la convocatoria ha incluido dos plazas para encargados de obra, 25 plazas para oficiales de primera de albañilería, 42 para oficiales de primera, 58 de ayudantes de oficio, dos plazas para tareas administrativas y una de técnico de grado superior en Informática. “Los trabajadores acometerán actuaciones de interés social y utilidad pública, las cuales se impulsarán a través de las distintas áreas municipales”, ha apuntado el concejal, que ha explicado que “los contratos establecen sueldos que van desde los 765 a los 1.200 euros brutos”, “Los interesados han cumplido con los requisitos establecidos en las bases, entre los cuales se encuentran estar empadronados en Benalmádena con un mínimo de tres años de antigüedad antes de la fecha de presentación de la solicitud, estar desempleado o inscrito como demandante de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) y que el importe máximo de los ingresos del conjunto de las personas que conforman la unidad familiar dividido por el número de miembros no supere el IPREM del año 2014 (532,51 euros)”.

Por último, Cifrián ha destacado que la iniciativa “tiene además como objetivo poner en valor las calles y otros enclaves del municipio, fundamentalmente en las zonas más degradadas” y ha detallado que “la segunda fase incluirá de nuevo actuaciones de distinta índole en barriadas y urbanizaciones de los tres núcleos de población: Arroyo de la Miel, Benalmádena Costa y Benalmádena Pueblo”. “Con este plan de mejoras estamos atendiendo de manera global las necesidades y demandas de los vecinos, a las que no se daba respuesta desde hace mucho tiempo, lo que permite mejorar el entorno de los ciudadanos y la imagen de la localidad”, ha subrayado la edil, que ha añadido que entre los trabajos se encuentran la rehabilitación de vías, las mejoras en el acerado, el arreglo de alcorques o la instalación de nuevo mobiliario urbano.