Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Nuevos espigones para nuestras playas

21/10/2007 Alcaldía
Nuevos espigones para nuestras playas

El alcalde de Benalmádena, Javier Carnero, ha mantenido esta mañana un encuentro con el director general de Costas del Ministerio de Medio Ambiente, José Fernández. La cuestión principal que se abordó en la reunión fue la posibilidad de instalar escolleras en las playas del litoral benalmadense para frenar el progresivo deterioro y pérdida de arena de los últimos años. Al impedir la pérdida de arena, la que se aporte nueva se asentará y así se podrá lograr la regeneración de las playas.


"El director general de Costas me ha confirmado que el proyecto, y todos los estudios medioambientales que conlleva una iniciativa de esta envergadura, estará finalizado y en exposición pública antes de que concluya el año", anunció el alcalde. De esta forma, y sino se producen alegaciones medioambientales que compliquen la tramitación del proyecto, las obras de dos nuevas escolleras semisumergidas se podrían licitar a lo largo de 2008.


"Si la licitación se desarrolla de forma fluida, las obras podrían estar ya en marcha en 2009, y para verano de ese año podrían estar ya completamente instaladas ambas escolleras y las playas de Benalmádena habrían retomado por fin la normalidad", valoró Carnero.


Desde Costas se ha garantizado que el proyecto de los dos nuevos espigones supondrúa una solución total y definitiva al problema constante de pérdida de arena en las playas que el municipio lleva padeciendo desde hace años. "La tramitación del proyecto ha tardado debido a su enorme complejidad, ya que cualquier obra de este tipo supone una serie de posibles consecuencias en las localidades vecinas que deben estudiarse concienzudamente", matizó el alcalde.


El proyecto contempla la instalación de dos escolleras semisumergidas: una estaría situada entre las playas de Malapesquera y Santa Ana, y la segunda entre Santa Ana y la playa de Torrequebrada. Casi el 70 por ciento del litoral benalmandense estaría completamente protegido gracias a estas dos escolleras. El presupuesto de la actuación se conocerá una vez concluya Costas la redacción del proyecto.


"El proyecto será más costoso de lo habitual, ya que entre Malapesquera y Santa Ana el talud cuenta con una pendiente muy pronunciada y profunda, lo que obliga a crear escolleras semisumergidas de gran envergadura para conseguir frenar la pérdida de arena", concluyó el alcalde.