Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Renovación del saneamiento en Benalmádena costa

25/03/2008 Urbanismo
Renovación del saneamiento en Benalmádena costa

La renovación del saneamiento en la franja costera de nuestro municipio es una obra necesaria que va a acometerse en los próximos meses y que supondrá una significativa mejora de cara a las próximas temporadas. Con estas obras, la Empresa Municipal de Aguas de Benalmádena (Emabesa) concluirá la remodelación de la red de saneamiento y pluviales en todo el núcleo urbano. El proyecto se inició en la avenida de Las Palmeras para, a continuación, abordar un primer tramo de Antonio Machado y, posteriormente, la avenida del Parque. En este último tramo, aún en ejecución, se colocará un colector de saneamiento soterrado a lo largo del todo el vial hasta alcanzar al colector general situado en la avenida Federico García Lorca


Durante el periodo de ejecución de las obras se reducirá el tráfico a dos carriles, uno en cada sentido. Ya han comenzado los trabajos de acondicionamiento de la zona, que incluyen el vallado y la delimitación con pintura amarilla los dos carriles que quedarán habilitados de forma temporal. Serán los situados en la calzada sentido Torremolinos, puesto que en los de dirección Fuengirola se abrirán las zanjas.


El proyecto de renovación de la red de saneamiento está redactado en tres fases, aunque en el Ayuntamiento han optado por afrontarlas de forma simultánea para reducir su impacto durante los meses de verano. "Hemos decidido abordar toda la obra en tres meses, en lugar de los nueve meses que tardaríamos si las desarrollásemos una detrás de otra", explicó el concejal de urbanismo, Joaquín Villazón.


Los trabajos, con un presupuesto de 917.000 euros y dividido en tres tramos (avenida La Roca-rotonda de Los Molinillos, Carril de Siroco-avenida San Fermín y avenida Alay-Carril de Siroco), consistirán en la instalación de colectores soterrados para aumentar la capacidad de transporte de aguas pluviales, a la par que se procede a la renovación de la red existente. Así se podrán evitar las habituales balsas de agua cada vez que llueve con cierta intensidad.