Benalmádena tendrá que devolver 57.945,21 euros en concepto de intereses por no ejecutar el millón de euros de la Subvención para Ampliar el Salón de Actos de la Casa de la Cultura
Delegación de economía y hacienda

Benalmádena tendrá que devolver 57.945,21 euros en concepto de intereses por no ejecutar el millón de euros de la Subvención para Ampliar el Salón de Actos de la Casa de la Cultura

El concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, ha denunciado que el Ayuntamiento tendrá que abonar a la Diputación Provincial de Málaga un total de 57.945,21 euros por los intereses de demora no abonados de la subvención de un millón de euros concedida a la administración local para el proyecto de ampliación y reforma del salón de actos de la Casa de la Cultura de Arroyo de la Miel.

El concejal ha recordado que la Junta de Gobierno de la Diputación acordó el 10 de diciembre de 2013 conceder una subvención de un millón de euros al Ayuntamiento de Benalmádena para ejecutar la ampliación y reforma del salón de actos. El ente supramunicipal abonó con antelación dicha cantidad, estableciéndose la obligación de ejecutar la actuación antes del 1 de diciembre de 2014

“En septiembre de 2014, con el plazo a punto de finalizar y aún sin resolver su demanda de una prórroga para ejecutar la inversión, cerraron el salón de actos de la Casa de la Cultura para realizar las obras que nunca llegaron a comenzar”, ha recordado Arroyo.

En la Junta de Gobierno de Diputación del 25 de noviembre de 2014 se acordó ampliar el plazo para ejecutar las obras hasta el 25 de mayo de 2015.

“En mayo de 2015, con el plazo ya caduco, pretendían licitar la redacción del proyecto técnico valorado en 70.000 euros”, ha denunciado el concejal.

“Cuando llegamos al gobierno municipal llevamos una moción a pleno para evitar la devolución del millón y poder destinarlo a otras prioridades del municipio. Entonces, los concejales del PP de Benalmádena se posicionaron en contra de los intereses de los benalmadenses absteniéndose en la votación de dicha moción”, ha recordado Arroyo.
“Ahora nos encontramos que, además de ser incapaces de ejecutar la obra en los plazos fijados por Diputación, hay que devolver la cantidad correspondiente a los intereses de demora de una subvención que caducó en mayo de 2015, cuando aún no había comenzado la nueva legislatura, en una nueva prueba de la gestión irresponsable de la ex alcaldesa Paloma García”, ha añadido el concejal.