Benalmádena procede a la aprobación inicial del presupuesto municipal de 2017
Delegación de economía y hacienda

Benalmádena procede a la aprobación inicial del presupuesto municipal de 2017

El Ayuntamiento de Benalmádena ha acogido esta mañana la celebración de un pleno extraordinario para la aprobación inicial del presupuesto municipal de 2017. “Es un presupuesto justo y solidario, elaborado bajo criterios progresistas con el objetivo de la redistribución tributaria para que paguen más quien más tienen”, ha destacado el alcalde Víctor Navas.

El primer edil ha señalado que, gracias a la bajada del 8% del valor catastral de las viviendas y a que la bonificación del IBI se va a realizar por tramos, “pagarán más impuestos los que cuenten con mayores recursos económicos, y menos las economías más vulnerables”.

Navas ha señalado que, a la hora de establecer los baremos para la bonificación del IBI por tramos, “preferiríamos haberlos fijado bajo el criterio de la renta, pero el Ayuntamiento carece de la capacidad administrativa para realizarlo”. Por ello, se optó por determinarlos a partir del valor catastral. “Un estudio evidencia que en el 95% de los casos las personas que residen en una vivienda con un valor catastral bajo son también las que cuentan con la renta más baja, por ello hemos considerado que merece la pena establecer este baremo”, ha matizado.

“A través de ese principio de capacidad de pago, le pedimos a las economías con mayor fortaleza un pequeño esfuerzo, que apenas se notará gracias a esa bajada del 8% en el valor catastral, para que entre todos seamos solidarios y ayudemos a quién peor lo están pasando a consecuencia de la crisis”, ha recordado el alcalde.

Navas ha criticado que los concejales del PP y Vecinos por Benalmádena votasen en contra de la aprobación inicial del presupuesto “utilizando como excusa un reparo de Intervención Municipal porque mantenemos las bonificaciones del IBI para los ciudadanos”.

“Se trata de unos presupuestos basados en el control del gasto público, la búsqueda de la eficiencia y la eficacia en la gestión municipal”, ha defendido el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo, acerca de unas cuentas que reflejan 103.939.817,94 euros en el apartado de ingresos, y 95.975.386,90 euros en el de gastos.

“Además, reflejan el compromiso con la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera y el límite de gasto no financiero de la administración local”, ha subrayado Arroyo. “El objetivo es que este Ayuntamiento sea una administración bien gestionada y solvente, que reduce su endeudamiento y que se rige por el equilibrio presupuestario”, ha añadido.

“El Ayuntamiento, en el presente ejercicio económico, ha hecho un esfuerzo importante y se ha acogido a la posibilidad de la rebaja del valor catastral de la vivienda, apostando por una bajada del 8% del mismo en todas las viviendas”, recordado el concejal de Economía y Hacienda.

Arroyo ha subrayado la importancia de este esfuerzo económico. “Esta bajada del 8% supone una merma en los ingresos del Ayuntamiento de casi 5 millones de euros, puesto que afecta no sólo a los recibos del IBI, sino también a los de basura y plusvalía”, ha explicado.

Recordamos que las bonificaciones del IBI planteadas para este año van a ser las siguientes: en los tramos de vivienda con el menor valor catastral (de 890 a 60.000 euros) se va a seguir manteniendo un 50% de bonificación; en el que se encuentra el mayor número de viviendas, aquellas situadas entre los valores 60.000 y 200.000 euros, la bonificación ascenderá al 46%; en las propiedades con un valor entre 200.000 y 400.000 euros, se bonificará el 40%, y en las que tengan un valor catastral superior a 450.000 euros, el 30%.

Arroyo ha destacado también dentro del apartado de ingresos que los presupuestos recogen un incremento de crédito del 41,73% en el impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, “lo que refleja un aumento significativo de esta actividad”.

Inversiones

Dentro del apartado de gastos, el presupuesto municipal de 2017 recoge inversiones reales por un importe de 1.948.719,20 euros, a lo que habría que sumar los 10 millones de euros del superávit al que ha podido acceder el equipo de gobierno tras cumplir los parámetros del Plan de Ajuste.

Dentro de dichas inversiones, destacan las siguientes:

Obras de remodelación y pavimentación de zonas peatonales en el Paseo del Generalife: 550.000 euros.
IVA del Plan de Asfaltado desarrollado con el apoyo económico de la Diputación: 183.000 euros.
Obras de mejora y reparación en el edificio de la jefatura de Policía Local: 90.000 euros.
Obras de contención en calle Carabela: 199.650 euros.
Obras de mejora en el vial público que atraviesa Rancho Santo Domingo: 96.800 euros.
Obras en el paseo marítimo de Torrequebrada: 120.000 euros.
Mejoras e inversiones en centros escolares: 45.000 euros.

Por otra parte. el edil de Economía y Hacienda ha desgranado algunas de las principales inversiones que se realizarán con los mencionados 10 millones de euros del superávit, como la adquisición de nuevos equipos de limpieza para Servicios Operativos (1.900.000 euros), obras de mejora en diversos viales urbanos (3.000.000 euros), implantación de la administración electrónica para ofrecer una atención más ágil y eficaz al ciudadano (1.000.000 euros), instalación de luminarias LED de bajo consumo (800.000 euros) o diversos proyectos de mejora en los colegios (300.000 euros).

Por último, y en relación a la supuesta ilegalidad de las bonificaciones del IBI, Arroyo ha aclarado que se trata “simplemente de las mismas subvenciones que este Ayuntamiento lleva aplicando de manera interrumpida desde hace más de 10 años: no se ha contemplado en este sentido nada diferente en estos presupuestos, más allá de su aplicación por tramos conforme al valor catastral de la vivienda que ya hemos explicado previamente”.

Arroyo ha explicado que se siguen manteniendo estas subvenciones al IBI “porque el valor catastral de la vivienda en Benalmádena sigue siendo muy alto, a pesar de la rebajada del 8% que hemos solicitado este año”.