Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Medidas pioneras del ayuntamiento contra la crisis

25/09/2008 Alcaldía
Medidas pioneras del ayuntamiento contra la crisis

El alcalde de Benalmádena, Javier Carnero, acompañado por los tenientes de alcalde Elena Benítez y Francisco Salido, han presentado un segundo paquete de medidas "que propicien una salida, no solamente de la actual crisis económica, sino también de la situación de ruina que heredamos del anterior equipo de gobierno". Si en el primer paquete de medidas presentado el pasado verano ya se anunció la congelación de los sueldos de todos los cargos electos y de confianza de cara a 2009, además de la creación de una Oficina de Control Presupuestario, ahora se ha optado por la creación de nuevas ordenanzas fiscales que faciliten diversas reducciones en tres impuestos y una tasa.


"En cuanto a estas nuevas medidas fiscales, han estado precedidas por un minucioso estudio comparativo con otros municipios, del que hemos deducido la ausencia de una normativa económica municipal con un mínimo de seriedad. De ahí que hayamos optado por la redacción de nuevas ordenanzas fiscales y sus correspondientes subvenciones", manifestó Carnero.


En este sentido, el alcalde adelantó las siguientes medidas, que afectarán a cuatro impuestos y una tasa:


1. Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI): se incrementará en un mes el periodo de pago voluntario del impuesto, que será del 1 de julio al 31 de octubre. También se favorecerán las domiciliaciones, añadiendo al 5 por ciento de bonificación actual el fraccionamiento del recibo en dos plazo: el 5 de julio y el 5 de octubre. Además, los fraccionamientos del pago del IBI dentro del período voluntario no llevarán intereses de demora siempre y cuando se abonen antes del 30 de diciembre.
2. Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICO): además de una reducción del tipo de gravamen de más de un 6 por ciento (pasa del 4 al 3,75 por ciento), se incluirán una serie de bonificaciones. En primer lugar, las construcciones, instalaciones y obras que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por circunstancias históricas, sociales, culturales o de fomento de empleo, recibirán una bonificación de hasta el 95 por ciento. En el caso de construcciones, instalaciones y obras referentes a las viviendas de protección oficial, la bonificación llega hasta el 50 por ciento. Por último, se establece un descuento de hasta el 90 por ciento en las construcciones, instalaciones  u obras que favorezcan las condiciones de acceso y habitabilidad de los discapacitados.
3. Plusvalías (IIVT): se producirá una reducción del tipo de gravamen en más de un 9 por ciento, pasando del 30 al 27,5 por ciento.
4. Tasa por licencia de apertura: se modifica la base de la tasa, pasando de 4,81 euros por metro cuadrado a 4 euros por metro cuadrado, lo que implica una disminución del 17 por ciento. También se podrá fraccionar en dos pagos el importe de la tasa por un período máximo de cinco meses.


Junto a estas nuevas ordenanzas fiscales, una medida pionera ya que el Ayuntamiento de Benalmádena ha sido el primero en ponerla en marchacuya aprobación está prevista para el pleno de octubre para así ponerlas en marcha desde enero de 2009, el alcalde aprovecho la ocasión para recordar las otras medidas puestas en marcha para paliar la crisis.


Es el caso de la congelación salarial de cargos electos y de confianza. "Fuimos el primer ayuntamiento de la provincia en dar ejemplo anunciando la congelación salarial, más teniendo en cuanta que somos el Consistorio con las retribuciones salariales más bajas de todo el entorno", recordó Carnero.


También se ha optado por una austeridad presupuestaria, puesta en funcionamiento en tiempo récord, ya que a día de hoy ya está trabajando la Oficina de Control Presupuestario para evitar el descontrol reinante en el gasto municipal de pasadas legislaturas.


El refuerzo del departamento de contratación también constituye otro de los pilares de este plan de actuación contra la crisis. "Las adjudicaciones de obras, servicios y suministros se efectuarán conforme a la ley y en defensa del interés de los ciudadanos, y no de particulares, acabando con la práctica habitual de nepotismo de anteriores corporaciones, de tal gravedad que ha llegado a ser objeto de denuncia en un informe de la Cámara de Cuentas", puntualizó el alcalde.


Precisamente el descontrol del gasto público en anteriores legislaturas ha provocado un inaceptable volumen de deudas con proveedores. "Por ello, he dado las ordenes oportunas para proceder a cuantificar y reconocer toda la deuda municipal con todos los proveedores, para así iniciar el procedimiento oportuno que permita la negociación de las deudas", valoró Carnero.


Optar por actuaciones de menor envergadura requeridas por los vecinos frente a proyectos megalómanos y faraónicos, o impulsar dos acciones formativas de gran calado (Benemplea, con 19 puestos de trabajo directos y formación remunerada para 225 alumnos; y Cursos de FPO, con siete empleos directos y formación para 105 alumnos) fueron otras de las medidas planteadas por el alcalde para paliar la crisis.