El Pleno aprueba la bonificación del 95% del IBI para las viviendas sociales del municipio
Delegación de economía y hacienda

El Pleno aprueba la bonificación del 95% del IBI para las viviendas sociales del municipio

Durante el pleno ordinario de mayo celebrado esta mañana se ha procedido a la aprobación de la modificación de la Ordenanza Fiscal Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para incluir una bonificación del 95% (la máxima permitida por la ley) de la que se beneficiarían los propietarios de viviendas sociales.

“Es una medida que ahonda en el carácter social de la gestión de este equipo de gobierno, buscando vías para que paguen menos las economías más vulnerables”, ha puesto en valor el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo

“El Ayuntamiento, en el presente ejercicio económico, ha hecho un esfuerzo importante y se ha acogido a la posibilidad de la rebaja del valor catastral de la vivienda, apostando por una bajada del 8% del mismo en todas las viviendas”, ha recordado el concejal de Economía y Hacienda.

Arroyo ha subrayado la importancia de este esfuerzo económico. “Esta bajada del 8% supone una merma en los ingresos del Ayuntamiento de casi 5 millones de euros, puesto que afecta no sólo a los recibos del IBI, sino también a los de basura y plusvalía”, ha explicado.

En el contexto de esta bajada, y como recurso para paliar la situación de crisis que aún padece la ciudadanía, se va a seguir manteniendo la bonificación al IBI. “Pero hemos decidido que en este ejercicio dicha bonificación se va a realizar por tramos: ya que su sentido es constituir una ayuda para superar la situación de crisis económica, hemos considerado que aquellos con una economía más desfavorecida debían tener una consideración diferente”, ha explicado Arroyo.

Por ello, las bonificaciones del IBI planteadas para este año van a ser las siguientes: en los tramos de vivienda con el menor valor catastral (de 890 a 60.000 euros) se va a seguir manteniendo un 50% de bonificación; en el que se encuentra el mayor número de viviendas, aquellas situadas entre los valores 60.000 y 200.000 euros, la bonificación ascenderá al 46%; en las propiedades con un valor entre 200.000 y 400.000 euros, se bonificará el 40%, y en las que tengan un valor catastral superior a 450.000 euros, el 30%.

“Los ciudadanos encontrarán recibos en los que, tras compensarse con la bajada de esos valores catastrales, aparecerá reflejado un IBI más bajo con la bonificación; y algunos, los correspondientes a los tramos más altos, subirán aunque no en exceso”, ha informado el concejal.