AVISO URGENTE : La Oficina de Atención al Ciudadano ubicada en la Casa de la Cultura permanecerá cerrada desde el día 20/12/2018. El servicio continuará prestándose en el Ayuntamiento de Benalmádena. AVISO URGENTE : Para tramitar ALTAS y MODIFICACIONES de padrón será necesario obtener CITA PREVIA a través del enlace http://www.benalmadena.es/citaprevia      

Aprobada en el Pleno la nueva Ordenanza Municipal que regula la protección, bienestar, y tenencia responsable de animales, y animales potencialmente peligrosos de Benalmádena
Delegación de sanidad

Aprobada en el Pleno la nueva Ordenanza Municipal que regula la protección, bienestar, y tenencia responsable de animales, y animales potencialmente peligrosos de Benalmádena

El pleno del Ayuntamiento de Benalmádena ha aprobado, con la abstención de Izquierda Unida y Costa del Sol, Sí Se Puede, la nueva Ordenanza Municipal reguladora de protección, bienestar, tenencia responsable de animales, y animales potencialmente peligrosos de Benalmádena.

La nueva normativa introduce cambios significativos respecto a la ordenanza anterior, teniendo en cuenta las sugerencias de los colectivos de defensa animal.

Uno de los aspectos innovadores es la inclusión del ADN canino. Los propietarios de los perros que residan en el municipio deberán someter a sus mascotas a un extracción de sangre , realizada por un veterinario identificador, con la intención de obtener una muestra de ADN y así determinar el genotipo del animal. Información que deberá quedar registrada en el registro del perro en el censo canino municipal.

Los establecimientos públicos, salvo en los lugares de elaboración y almacenamiento de comida, podrán prohibir a su criterio la entrada y permanencia de animales en su espacios, debiendo anunciar su prohibición o acceso en un lugar visible a la entrada del establecimiento. No obstante, aún permitiéndole el acceso y permanencia, será preciso que los animales estén sujetos con cadena o correa y provistos de bozal.

Por otro lado, dentro del articulo 11 “Prohibiciones” se introduce la del suministro de alimentos a los animales vagabundos, así como depositar alimentos en la vía pública que puedan atraer animales indeseados –roedores o insectos- y pudieran ocasionar efectos negativos en la salubridad pública. Sin embargo, el Ayuntamiento podrá autorizar a personas y colectivos la gestión controlada de colonias de un número limitado de gatos, bajo condiciones establecidas mediante convenio.

La nueva ordenanza también incluye como novedad las normas de uso de los parques caninos, los requisitos de núcleo zoológico y el reconocimiento de nuevas definiciones como la de “sufrimiento psíquico”, que se suma a la de “sufrimiento físico” o la de “gato feral” frente al gato doméstico.