Los concejales Irene Díaz y Enrique García informan sobre el inicio de las convocatorias de ayuda al alquiler para las personas con ingresos limitados y a la rehabilitación de edificios.
Delegación de bienestar social

Los concejales Irene Díaz y Enrique García informan sobre el inicio de las convocatorias de ayuda al alquiler para las personas con ingresos limitados y a la rehabilitación de edificios.

La concejala de Bienestar Social, Irene Díaz; y el concejal de Vivienda y Rescate Ciudadano, Enrique García, han anunciado el inicio de las convocatorias de ayudas al alquiler para personas con ingresos limitados y a la rehabilitación de edificios lanzadas desde la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía.

“La Junta de Andalucía ha hecho un apuesta clara por las personas con vulnerabilidad social, destinando 15 millones de euros a estas ayudas. Este equipo de gobierno quiere acercar la administración a la ciudadanía, facilitando el registro de estas ayudas en nuestras dependencias, concretamente por ventanilla única en la Casa de la Cultura, desde el 7 de julio hasta el 7 de agosto”, ha informado la concejala de Bienestar Social.

Los requisitos para acceder a estas ayudas son tener residencia legal en territorio nacional, que la vivienda sea residencia habitual y permanente, no disponer de titularidad ni derecho de uso sobre alguna otra vivienda, estar empadronado en la vivienda desde la fecha de presentación de la solicitud, la renta del alquiler no supere los 500€ mensuales. Además, la unidad de convivencia no puede superar el límite de ingreso establecido. Es decir, si la unidad de convivencia está compuesta por una sola persona adulta, el límite de ingresos que permite el acceso a la ayuda para esa unidad de convivencia se establece en 1 vez el IPREM (9172,80 €). Si está compuesta por dos o más personas, por cada persona adicional mayor de 14 años, se suma 0.3 veces el IPREM; y por cada persona adicional menor de 14 años, se suma 0.5 veces el IPREM.


“Se subvenciona el 40% de la renta de alquiler, sin que pueda superar 200 euros mensuales. No obstante, esta ayuda podrá complementarse, hasta alcanzar un máximo del 80%, a las personas que acrediten estar en situación de especial vulnerabilidad por encontrarse en riesgo de exclusión social”, ha aclarado Díaz.

“Estas ayudas al alquiler son incompatibles con las ayudas al alquiler con fondos municipales. Los que estén percibiendo las ayudas municipales al alquiler tendrán que optar por una u otra ayuda”, ha aclarado Enrique García.

Respecto a las ayudas destinas a la rehabilitación de viviendas, éstas se destinarán a las obras y trabajos de conservación, eficiencia energética y accesibilidad en Instalaciones y equipamientos propios, en elementos y espacios privativos comunes de edificios residenciales colectivos anteriores a 1981 en los que el 70% de la superficie construida sea de uso residencial y que el 70% de las viviendas sean el domicilio habitual de sus propietarios o arrendatarios y en los edificios con graves daños estructurales o de otro tipo.
“Los beneficiarios de estas subvenciones serán las comunidades de propietarios en las que al menos la mitad de los propietarios que conforman la comunidad tenga ingresos familiares ponderados no superiores a tres veces y medio el salario de Renta de Efectos Múltiples, el IPREM”, ha informado García.
La cuantía máxima de la subvención por edificio será del 35% del gasto total subvencionable. “No obstante, en el caso de actuaciones que incluyan ajustes razonables en materia de accesibilidad y solo en la partida correspondiente a la misma se podrá alcanzar hasta el 50%”, ha declarado García.

Por otro lado, el edil de Vivienda y Rescate Ciudadano ha recordado que hasta el 27 de julio sigue abierto el plazo para las ayudas a mejorar la calidad y seguridad y adecuación funcional de las viviendas, cuyas solicitudes podrán ser presentadas por registro de entrada de la delegación de Bienestar Social.