Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Programa de rehabilitación autonómica

02/03/2009 Urbanismo
Programa de rehabilitación autonómica

El concejal de Urbanismo y Obras y alcalde accidental, Joaquín Villazón, ha acudido a Málaga para recoger el convenio para la puesta en marcha del Programa de Rehabilitación Autonómica 2009, en un acto presidido por la delegada del Gobierno Andaluz, María Gámez; y la delegada provincial de Vivienda, Josefa López. "Este programa permitirá a los vecinos de la localidad propietarios de inmuebles que precisen reparaciones por su estado de deterioro acceder a una serie de ayudas y subvenciones cursadas desde la Dirección General de Arquitectura y Vivienda de la Junta de Andalucía", resumió Villazón.


Para participar en el programa, el Ayuntamiento debe remitir a la Delegación Provincial de Obras Públicas una memoria que justifique su participación en el programa, en la que aparezcan reflejados datos como las características socioeconómicas de la población o las características de los parques residenciales sobre los que se pretende actuar. "Benalmádena cuenta con diversas zonas residenciales que perfectamente pueden adaptarse a estos requisitos, especialmente en el casco antiguo de Arroyo de la Miel", valoró Villazón. "Consideramos que este programa es esencial para desarrollar una modernización urbanística que respete la esencia de pueblo andaluz de la localidad", destacó el concejal.


Una vez se apruebe la adhesión de Benalmádena a la declaración de Municipio de Rehabilitación Autonómica, se abrirá un plazo para que todos los interesados en participar remitan su solicitud. En este caso, el plazo comenzará el próximo 2 de marzo y durará un mes. Posteriormente, un tribunal compuesto por técnicos del Ayuntamiento y la Junta de Andalucía evaluarán qué casos precisan una actuación con mayor urgencia.


Entre los requisitos que deben cumplir las viviendas para poder acogerse al plan destacan el deber contar con una superficie útil mínima de 24 metros cuadrados, o tener una antigüedad superior a los diez años.