Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Se desbloquean las obras de Pueblosol

14/05/2009 Alcaldía
Se desbloquean las obras de Pueblosol


El alcalde de Benalmádena, Javier Carnero, acompañado por los tenientes de alcalde Elena Benítez y Francisco Salido, han anunciado esta mañana en rueda de prensa la firma de un decreto por el que finalmente el Ayuntamiento recupera el proyecto de creación de una plaza pública y Tenencia de Alcaldía en Pueblosol.  "Ni en mi trayectoria profesional como abogado ni en estos dos primeros años al frente de la Alcaldía de Benalmádena me había topado nunca con un expediente legal tan deliberadamente confuso y embrollado". Con estas palabras valoraba siempre el alcalde Javier Carnero la situación de las obras de Pueblosol. Un galimatías sin solución aparente que la tenacidad y dedicación especial del equipo de Carnero ha logrado por fin resolver.


"A fecha de 4 de mayo, por fin hemos podido dar por resuelto el contrato suscrito con la empresa adjudicataria Arenal 2000 S.L. para la construcción de aparcamientos, zona comercial y Tenencia de Alcaldía de Arroyo de la Miel, alegando un incumplimiento de la obligación esencial del contratista de construir las obras a que está obligado", anunció el alcalde. "Lo que la anterior Corporación fue incapaz de resolver en casi siete años ha tenido que ser atajado por este equipo en sus primeros dos años de trabajo", recordó.


Resolver el expediente ha supuesto para el alcalde y sus asesores toda una odisea burocrática. "Ha sido una tarea ardua la de navegar entre tanto folio, con tanta información contradictoria, donde no se podía conocer de una primera lectura qué negocios se habían hecho con este espacio, ni quiénes eran los dueños, ni si habían vendido o no", recordó.


Tras investigar en el Registro de la Propiedad, mantener una serie de reuniones con quienes se suponía eran los dueños o los concesionarios, y estudiar todos los negocios que se hicieron con Pueblo Sol, se pudo por fin comenzar a dilucidar todos los entresijos de este complejo expediente. "Una cosa teníamos clara desde el principio, y es que Pueblo Sol pertenecía al pueblo de Benalmádena y a él tenía que volver para que pudiera disfrutar de la plaza pública proyectada", declaró.


La cronología que ha seguido el expediente ha sido muy compleja y plagada de claroscuros. En 2000, el pleno del Ayuntamiento aprobó un expediente de concesión de obra pública para la construcción de aparcamientos, zona comercial y obras destinadas a Tenencia de Alcaldía de Arroyo de la Miel y posterior explotación del aparcamiento y zona comercial por el adjudicatario. En febrero de 2001 se adjudicó dicho contrato a Solares Málaga S.L., a través de un procedimiento negociado sin publicidad; y acordando en el pleno del Ayuntamiento el 20 de abril de 2001 que se delegaba a la Alcaldía todos los trámites contractuales subsiguientes. "¿Por qué a través de un procedimiento negociado sin publicidad, si por la cuantía del contrato correspondía hacer un procedimiento abierto? ¿Por qué se delegan todos los trámites contractuales relativos al expediente de Pueblo Sol a la Alcaldía, cuando la competencia para todos estos trámites es de la sección de Contratación?", se interrogaba el alcalde acerca de las presuntas irregularidades del expediente.


Tras la adjudicación a Arenal 2000 de las obras en junio de 2004, pocos ladrillos más se movieron en un proyecto fantasma que ocupaba buena parte del centro urbano de Arroyo.


"En junio de 2008, este equipo de gobierno, después de mantener diversas reuniones con la empresa adjudicataria, requirió formalmente a Arenal 2000 S.L. que en el plazo de un mes reanudase las obras que permanecían paralizadas desde hacía años, sin que hubiera ninguna resolución municipal que amparase tal situación, y requiriendo igualmente la culminación de dichas obras en el plazo de un año", puntualizó Carnero. Un proceso que, afortunadamente para Benalmádena, culminó finalmente el 4 de mayo pasado con la rescisión del contrato.


Carnero señaló que, en caso de que la moción de censura del próximo lunes prosperé, "la nueva Corporación cuenta con todas las facilidades posibles para terminar la plaza y tenencia de alcaldía: hemos desembrollado el expediente y recuperado el proyecto para el Ayuntamiento. Además, hemos recuperado la fianza de 350.000 euros y contamos con 1,5 millones de euros en los presupuestos de 2009 destinados a esta obra. Eso sí: francamente nos preocupa las declaraciones de Enrique Moya en las que afirma querer llegar a un acuerdo amistoso con los anteriores propietarios".


Por su parte, Elena Benítez señaló que este equipo de gobierno "ha demostrado su voluntad de buscar una solución a Pueblosol: frente a los siete años de maraña administrativa de la anterior Corporación, nosostros hemos desbloqueado las obras en dos años de dedicación".


Benítez recordó que, hasta que el Consejo Consultivo no se manifestó en contra de la construcción de un edificio de gran altura en Pueblosol "lo único que primaba en la gestión de la anterior Corporación eran los intereses urbanísticos".


Salido declaró que la actual Corporación "ha invertido los dos primeros años de esta legislatura en ordenar la casa, y ahora que en los próximos dos años íbamos a empezar a recoger los frutos de tantos esfuerzos, como demuestra la resolución de un expediente tan complejo como el de Pueblosol, nos vemos obligados a abandonar el gobierno por una cobarde moción de censura". En este sentido, Salido recordó que han presentado y licitado proyectos por valor de 33 millones de euros para el ejercicio 2009-2010.


Carnero cerró la rueda de prensa destacando la gran satisfacción que sienten "por resolver un problema con el que nos habíamos comprometido durante el programa electoral, y poner por fin a disposición de los ciudadanos un nuevo espacio público que llevaba cerca de una década abandonado".