Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Asuntos Sociales atenderá 600 solicitudes de ayuda para pago de impues

05/05/2006 Asuntos Sociales
Asuntos Sociales atenderá 600 solicitudes de ayuda para pago de impues

La delegación municipal de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Benalmádena tramite actualmente unas 600 solicitudes recibidas para personas o familias que recibirán una subvención municipal para el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), basura doméstica y suministro de agua domiciliaria, según informaron fuentes de la Delegación a este periódico. Un año más, el equipo de gobierno del GIB-Bolín desarrolla esta iniciativa, pionera entre los municipios de la Costa del Sol, que se puso en marcha en el año 1998 y tuvo tan buena acogida que fué copiada por otras localidades cercanas a Benalmádena. Con ella se pretende, según afirma la concejala de Asuntos Sociales, María José Bustos, proteger a los colectivos con menor poder adquisitivo.


María José Bustos recordó que "el año anterior se beneficiaron 400 personas de esta campaña y en esta edición la Delegación de Asuntos Sociales y Mujer esperaba, y de hecho ha sucedido, alcanzar la cifra de 600 solicitudes, y que desde el año pasado se amplió el grupo de posibles beneficiarios con las familias numerosas y en la presente campaña se han incluido además a las personas con discapacidad del 50 por ciento o superior".


Las personas que van a poder disfrutar de estas subvenciones, con las que se ahorrarán un 50 por ciento en el pago de estos impuestos, son jubilados y pensionistas, familias numerosas, familias monoparentales con hijos menores a cargo o discapacitados. Además, los demandantes de la subvención deben estar empadronados en Benalmádena con una antigüedad mínima de dos años; ser propietarios de la vivienda objeto de subvención; que el valor catastral de la vivienda no exceda de 60.000 euros; estar al corriente del pago de tributos municipales, y tener unos ingresos brutos estipulados en la convocatoria según el caso.