Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

El Equipo de Tratamiento Familiar de Bienestar Social atiende a cerca de un centenar de menores

28/08/2012 Delegación de Bienestar Social
El Equipo de Tratamiento Familiar de Bienestar Social atiende a cerca de un centenar de menores

El Ayuntamiento de Benalmádena, a través del Equipo de Tratamiento Familiar (ETF) puesto en marcha por la Delegación de Bienestar Social, atiende a cerca de un centenar de menores en riesgo social, tal y como ha anunciado hoy el primer teniente de alcalde y concejal del área, Francisco Salido. El servicio especializado, integrado en el sistema público de los servicios sociales municipales, se centra en asegurar a los menores la protección y los cuidados necesarios para su bienestar y desarrollo integral.



Un total de 48 familias benalmadenses se benefician del tratamiento desarrollado por un equipo interdisciplinar específico formado por una trabajadora social, una educadora y dos psicólogas. “El objetivo es ofrecer tratamiento psico-socioeducativo a familias con menores en situación de riesgo social, así como también actuar en los casos en los que hay indicios favorables para la reunificación familiar en niños con medidas de protección”, ha explicado en rueda de prensa el edil, que ha estado acompañado por la psicóloga del ETF, Susana Barragán.



El concejal ha destacado “la importante labor que realizan los miembros del Equipo de Tratamiento Familiar, que se encargan principalmente de trabajar con las familias que están en situación de riesgo con el fin de evitar que los menores sean tutelados por la Administración pública y tengan que pasar a residir en centros de protección”. “El equipo también trabaja con familias en las que los menores ya han sido retirados y llevan viviendo un tiempo en los centros de protección para que puedan volver a sus hogares”, ha añadido.



“Lamentablemente, existen casos en los que el servicio de protección de menores de la Junta de Andalucía considera que deben ser protegidos de sus familias y procede a desampararlos e ingresarlos temporalmente en centros de protección”, ha apuntado Salido. “Son casos en los que la integridad física o emocional de los menores corre peligro. Durante este tiempo, si existen indicios de recuperación, el Equipo de Tratamiento Familiar trabaja con la familia de origen para que ésta adquiera las competencias necesarias que garanticen el bienestar de los menores” ha apuntado el edil.



Una vez que desaparecen los indicadores de riesgo que dieron lugar a la separación de los menores de su familia se procede a la reagrupación familiar tras la revocación del desamparo. “El ETF realiza seguimientos exhaustivos de estos casos para garantizar la buena evolución y desarrollo de los menores dentro del seno familiar”, ha señalado el concejal de Bienestar Social, que ha destacado que “en los últimos cinco años el número de desamparos en Andalucía ha descendido un 9,4 por ciento y los ETF han evitado que 11.000 menores en riesgo sean separados de sus familias”. En la comunidad andaluza trabajan 141 equipos formados por 524 profesionales, gracias a un convenio entre la Junta de Andalucía; las diputaciones provinciales y las corporaciones locales de más de 20.000 habitantes.