Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Policía Local y Bomberos coordinan el desalojo de los centros educativos para evitar situaciones de caos tras la decisión de la junta de suspender las clases por la lluvia

01/10/2012 Delegación de Seguridad Ciudadana y Emergencias
Policía Local y Bomberos coordinan el desalojo de los centros educativos para evitar situaciones de caos tras la decisión de la junta de suspender las clases por la lluvia

La Policía Local y el Cuerpo de Bomberos de Benalmádena han coordinado hoy las labores de desalojo de los centros educativos del municipio con objeto de intentar evitar situaciones de caos circulatorio y de alarma social tras la decisión de la Junta de Andalucía de suspender las clases como consecuencia de la lluvia. El Ayuntamiento ha activado a partir de las 11.00 horas el Plan de Emergencias Municipal de manera parcial, siguiendo el protocolo establecido una vez que se ha decretado la alerta roja en la provincia, a pesar de las escasas incidencias ocurridas en la localidad.



Los bomberos han prestado un total de ocho servicios desde la noche de ayer y hasta las 13.00 horas de hoy, pero el número de llamadas telefónicas atendidas se ha multiplicado por nueve una vez que los vecinos han tenido constancia de que el Gobierno autonómico, a través de la Delegación Provincial de Educación, consideraba necesario suspender las clases. Desde el parque de Bomberos se ha realizado una ronda de llamadas para conocer la situación de los centros docentes del municipio, mientras que la Policía Local ha puesto en marcha un protocolo de actuación para garantizar la fluidez en el tráfico, así como para ayudar a padres y alumnos en la evacuación de colegios, institutos y guarderías. El dispositivo especial, que ha incluido el refuerzo en las labores de atención telefónica, ha estado integrado por una treintena de agentes, que han contado con la colaboración de voluntarios de Protección Civil.



La concejala de Seguridad, Concepción Tejada, ha destacado la labor informativa, a través del teléfono y en la calle, realizada por los servicios de emergencia para atender las consultas de la población ante la alarma generada por el anuncio del desalojo de los centros educativos. La edil ha señalado que “la Policía Local, los Bomberos, que han contado también con agentes voluntarios, y Protección Civil han desarrollado un importante trabajo, no solo en lo que respecta a la atención de las escasas incidencias generadas por la lluvia, sino sobre todo a la hora de hacer un llamamiento a la calma entre los vecinos”. “La prevención nunca está de más, pero en esta ocasión la decisión de la Junta ha generado una situación caótica”, ha añadido Tejada.