Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

La Alcaldesa destaca la calidad y la relevancia de la oferta cultural de Benalmádena en la presentación de la exposición 'Goya, cronista de una época'

04/10/2012 Alcaldía
La Alcaldesa destaca la calidad y la relevancia de la oferta cultural de Benalmádena en la presentación de la exposición 'Goya, cronista de una época'

La alcaldesa de Benalmádena, Paloma García Gálvez, ha destacado hoy la calidad y la relevancia de la oferta cultural del municipio durante el acto de presentación de la exposición ‘Goya, cronista de una época’, una muestra con cerca de 160 grabados del genial artista maño que se inaugurará mañana en el Centro de Exposiciones. La colección, que podrá contemplarse hasta el 16 de diciembre, recoge dos de las cuatro grandes series de ‘Los Caprichos y los Desastres de la Guerra’, los reconocidos grabados realizados por Francisco de Goya en los que retrata la barbarie del conflicto armado y sus terribles consecuencias, así como la crítica política y social.

“Esta exposición es una muestra más de la excelente oferta cultural de Benalmádena, que ofrece posibilidades y atractivos tan importantes como contemplar, de manera gratuita, parte de la prestigiosa colección de grabados de Goya”, ha explicado la regidora, que ha subrayado la labor realizada por la Concejalía de Cultura y el Centro de Exposiciones para ofrecer las mejores muestras artísticas a los vecinos y visitantes del municipio. García Gálvez ha resaltado que el conjunto de obras que podrán exhibirse a partir de mañana constituyen un testimonio increíble de la Guerra de la Independencia en España plasmado por uno de los artistas cumbres de la historia del arte. “Es una oportunidad única”, ha añadido la primera edil, que ha estado acompañada en el acto por la concejala de Cultura, Yolanda Peña; la comisaria de la exposición, Marisa Oropea, y la directora del centro, Mª Ángeles Bernils.

Peña ha señalado que la muestra cuenta además con actividades complementarias como visitas guiadas y proyección de documentales y ha animado a todos los benalmadenses a conocer una exposición “de una relevancia especial”. La edil de Cultura ha recordado que la muestra, que se inaugurará mañana, estará abierta al público hasta el 16 de diciembre, por lo que “hay tiempo suficiente para acudir al Centro de Exposiciones para contemplar estas famosas creaciones de Goya”.

La colección de grabados se exhibe en Benalmádena después de hacerlo en Turquía y, una vez que concluya la muestra, descansará siete meses antes de trasladarse hasta Sudamérica, según ha explicado la comisaria de la exposición, que ha agradecido el interés y el trabajo desarrollado por el Ayuntamiento de Benalmádena para acoger la exposición. Oropesa ha subrayado que, según reflejan algunos de sus grabados, “Goya fue el primer surrealista de la era moderna”. La comisaria de la muestra ha apuntado que además el artista fue también el primer reportero de guerra, dado que sus grabados “plasman también a los vencidos” y no solo a los vencedores como se venía haciendo hasta entonces.

La muestra ‘Goya, cronista de una época’ podrá visitarse de martes a sábado en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 19:30 horas, mientras que los domingos y días festivos el Centro de Exposiciones permanece abierto al público de 11:00 a 13:30 horas. La exposición reúne dos de las cuatro grandes series de grabados realizadas por el genial artista Francisco de Goya y Lucientes (Fuendetodos, Zaragoza, 1746-Burdeos, 1828): ‘Los Caprichos y los Desastres de la Guerra’, en la que se dan cita un total de 160 obras de uno de los artistas cumbres de la historia del arte que, con su extraordinaria capacidad, se convirtió en figura clave e indispensable para el desarrollo del Arte Moderno.

En 1799, tras ser nombrado primer pintor de Cámara en la Corte de Carlos IV, Francisco de Goya pública la serie ‘Los Caprichos’, compuesta por ochenta grabados. Con ella demuestra ser un intelectual ilustrado, capaz de criticar con su maestría los excesos de la sociedad de su tiempo. De este modo, la serie es una sátira de la sociedad española de finales del siglo XVIII, especialmente de la nobleza y del clero.

‘Los Caprichos’ se pueden dividir en dos partes diferenciadas: en la primera, Goya critica desde la razón, mientras que en la segunda lo hace desde el absurdo, creando unos grabados fantásticos que le sirven para denunciar los abusos sociales. Es en esta ultima parte donde utiliza recursos de la caricatura italiana, las facciones de los protagonistas están exageradas y en algunos casos añade rasgos de animales a los rostros para resaltar los vicios y las torpezas humanas. Los asuntos tratados tienen que ver con la religión, la moralidad, el amor, el matrimonio, la seducción, el rapto, la violación, la superstición, la brujería, los desmanes de la Inquisición, la vanidad o la charlatanería.

En 1808, los acontecimientos que desencadenaron la crisis del Antiguo Régimen y la invasión francesa, provocaron el estallido de la Guerra de la Independencia en España. Francisco de Goya plasma el momento histórico del que fue testigo a través de su relevante visión, como ocurre en ‘Los Desastres de la Guerra’, una serie de grabados que realizó entre los años 1810 y 1815.

Goya fue testigo directo de uno de los principales frentes de la Guerra de la Independencia Española al ser llamado por el general Palafox para que presenciara y representara los asedios que sufrió Aragón durante los sitios de Zaragoza. El maestro nos muestra la guerra como si fuera un gran acontecimiento histórico, tal y como hacían otros artistas que representaban únicamente las victorias bélicas como grandes hazañas. Su visión desgarradora de una situación terrible parece precursora del trabajo actual de los reporteros de guerra que nos acercan al horror del conflicto.

La serie ‘Los Desastres de la Guerra’ está compuesta por tres partes: en la primera se centra en representar la guerra y nos muestra el terror y el miedo a través de personajes desfigurados que nos acercan a la cara más terrible del conflicto; en la segunda, se aprecian las consecuencias terribles de la guerra (el hambre, la carestía, la desolación…), y en la tercera, también conocida como los “Caprichos Enfáticos”, plasma una reflexión social y política muy crítica.