La implementación del Servicio de Notificaciones Electrónicas permitirá un ahorro anual a las arcas municipales de más de 170.000 euros
Delegación de nuevas tecnologías e innovación

La implementación del Servicio de Notificaciones Electrónicas permitirá un ahorro anual a las arcas municipales de más de 170.000 euros

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; y el concejal de Nuevas Tecnologías, Juan Ramón Hernández, han informado esta mañana sobre un acuerdo que ha suscrito el Ayuntamiento de Benalmádena con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda para implementar en la localidad el servicio de notificaciones electrónicas.

“Hemos suscrito un acuerdo con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, entidad a la que el Gobierno ha encomendado la prestación del servicio, que reducirá el coste de las notificaciones a personas jurídicas (unas 28.723 anuales) hasta 4.590 euros, frente a los 175.210 euros que nos costaba al año realizarlas a través del correo ordinario”, ha detallado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

El primer edil ha explicado que en mayo de 2016 la Secretaría de Estado de Función Pública suscribió un convenio de colaboración con la Junta de Andalucía para la prestación mutua de servicios básicos de administración electrónica. “En este ámbito de colaboración se enmarca este acuerdo”, ha apuntado Navas.

'Este acuerdo supone el primer paso en el desarrollo del Plan Estratégico de Implementación de la Administración Electrónica, y lleva parejo un notabilísimo ahorro presupuestario, además de la mejora en la operatividad y eficacia de las notificaciones', ha recordado el concejal de Nuevas Tecnologías, Juan Ramón Hernández.

“Con este acuerdo demostramos que empezamos a dar pasos decisivos hacia la administración electrónica, un hito y salto cualitativo similar al que se produjo cuando saltamos de la máquina de escribir al ordenador”, ha valorado el alcalde.

“Gracias a la implementación de la administración electrónica, evitaremos al ciudadano tener que presentar más de una vez el mismo documento, les ofreceremos la oportunidad de pagar impuestos o recibos de forma telemática, consultar el catastro o el padrón con un solo clic, imprimir cartas de pago o notas de padrón, etcétera”, ha detallado Navas.

Navas ha recordado que el millón de euros que se utilizará para adaptar la gestión del Ayuntamiento a la administración electrónica de forma total en 2018 procede de los diez millones de superávit “a los que hemos podido acceder gracias a nuestra eficaz gestión financiera y al cumplimiento de los parámetros del Plan de Ajuste”.

El alcalde ha agradecido el esfuerzo e implicación en este proceso de los diversos departamentos municipales implicados en su desarrollo y aplicación, “especialmente por parte de la Sección de Informática y Nuevas Tecnologías, que han logrado llegar hasta este punto tan avanzado en un espacio de tiempo muy reducido, una gran tarea que se ha visto respaldada desde áreas como Secretaría, Vicesecretaría, Intervención o Tesorería”.

'La mejora de las comunicaciones entre la totalidad de sedes municipales, la modernización de los puestos de trabajo mediante virtualización de escritorios, la renovación de las aplicaciones de gestión municipal y el suministro de modernas herramientas informáticas relacionadas con la tramitación electrónica, serán los pilares de la adecuación tecnológica del Ayuntamiento de Benalmádena que permitirá la plena implantación de la Administración Electrónica', ha detallado el concejal de Nuevas Tecnologías, Juan Ramón Hernández.

Para el concejal, con este proceso el Ayuntamiento de Benalmádena “se convierte en uno de los más importantes y avanzados en la planificación de sus servicios informáticos, promoviendo una gestión más avanzada, rápida y eficaz al poder acortar los trámites por disponer de toda la documentación en el sistema”.

Hernández ha destacado que de esta manera se eliminan las colas “porque permitiremos al ciudadano realizar las gestiones desde el domicilio sin necesidad de una visita presencial”. Para el edil, todo el proceso debe estar acompañado de un cierto cambio de mentalidad: “Es necesario que la gente visualice que la firma digital es igual de importante que la manual, y aún más segura”.