AVISO URGENTE : Para tramitar ALTAS y MODIFICACIONES de padrón y para gestiones de URBANISMO será necesario obtener CITA PREVIA a través del enlace http://www.benalmadena.es/citaprevia AVISO URGENTE : La Tenencia de Alcaldía ubicada en la Casa de la Cultura atenderá el servicio de registro de entrada de documentación y emisión de notas de padrón desde el día 18/03/2019      

Benalmádena dispondrá este verano de tres embarcaciones quitanatas que velarán por la calidad de sus aguas.
Delegación de puerto deportivo

Benalmádena dispondrá este verano de tres embarcaciones quitanatas que velarán por la calidad de sus aguas.

El Puerto Deportivo de Benalmádena ha acogido en la mañana de hoy la presentación de las once embarcaciones quitanatas que velarán este verano por la calidad de las aguas de baño en las playas de la Costa del Sol Occidental.
Este servicio, que se va a desarrollar gracias a un convenio de colaboración entre Acosol y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental, que asumirá sus costes, está valorado en unos 380.000 Euros y se extenderá hasta el próximo 15 de Septiembre, según ha informado en comparecencia ante los medios de comunicación, la presidenta del organismo supramunicipal, Margarita del Cid.
En el acto, que ha contado con la presencia de varios concejales del grupo de gobierno del Ayuntamiento de Benalmádena como Encarnación Cortés, Javier Marín o Enrique García, ha estado también acompañada por los ediles José Sánchez, Maribel Tocón, J.A. González y Eva Galindo, que acudieron en representación de los municipios mancomunados de Fuengirola, Torremolinos, Mijas y Manilva, respectivamente, además de por Manuel Cardeña, Consejero Delegado de Acosol.
Del Cid agradeció tanto a las empresas públicas de aguas de la Costa del sol, como a los concejales de playas “su colaboración para poner en marcha esta campaña” que, según explicó, tendrá continuidad y que forma parte de otra mucho más amplia por la calidad de las aguas de la Costa.
La presidenta de la Mancomunidad, puso en valor la capacidad de estas embarcaciones no sólo para actuar en zonas donde se detecten problemas, sino también para prevenirlos merced a un sistema de comunicación y coordinación entre la concesionaria del servicio, FCC, y los Ayuntamientos que permitirá actuar de manera inmediata sobre las afectaciones que se puedan producir en el transcurso de la temporada veraniega.
Por su parte, la concejala de Turismo Playas y Puerto del Ayuntamiento de Benalmádena, Encarnación Cortés, que actuó como anfitriona del evento, agradeció a la Mancomunidad la puesta en marcha de este servicio: -“Estamos muy contentos de poder disponer de tres embarcaciones quitanatas, que compartiremos con Torremolinos, y que contribuirán a mejorar la imagen y la calidad de las playas y las aguas de baño de Benalmádena, además de que recalarán en nuestro puerto, con todo lo que tiene de positivo tenerlas tan cerca”.
Javier Marín, concejal de Seguridad y primer teniente de alcalde de Benalmádena, valoró positivamente la iniciativa, que “revierte en la mejora de la imagen de un destino turistico de calidad como es Benalmádena actuando sobre uno de sus principales recursos: las playas y sus aguas de baño”.
El edil quiso aprovechar la ocasión para hacer un llamamiento a la responsabilidad de las personas: -“Es muy importante que tomemos conciencia de que hay una serie de productos que no podemos verter por el desagüe porque las depuradoras no son capaces de absorberlos, por eso se forman estas natas en el mar”. Recordó.
Las embarcaciones
Un total de once barcos tomarán parte en este servicio desde los puertos de Manilva, Estepona, Banús, Marbella, La Bajadilla, Cabopino, Fuengirola y Benalmádena.
De ellos, ocho son embarcaciones de entre 5 y 7 metros de eslora específicamente diseñadas para actuaciones de retirada de residuos y natas en las inmediaciones de las zonas de baño, mientras que las tres restantes, de entre 10 y 12 metros, actuarán a mayor distancia, en el exterior de la costa.
Las embarcaciones tendrán capacidad para realizar análisis de las aguas especialmente en aquellos puntos cercanos a los emisarios submarinos. Esto permitirá a las autoridades disponer de datos fiables sobre
la condición de las aguas que permitan establecer estrategias y desarrollar técnicas para garantizar la mejor calidad posible de las mismas.