La Tasa de Alcantarillado y Saneamiento en las viviendas con pozo pasará de ser una tarifa fija a poder abonarse conforme al consumo de agua en 2018
Emabesa

La Tasa de Alcantarillado y Saneamiento en las viviendas con pozo pasará de ser una tarifa fija a poder abonarse conforme al consumo de agua en 2018

En el pleno ordinario de septiembre celebrado esta mañana también se ha aprobado la modificación de las tarifas de agua potable y alcantarillado para el ejercicio 2018. “En esta modificación hemos tenido que aplicar la subida del IPC a la que nos obliga el pliego de adjudicación del servicio”, ha explicado el consejero-delegado de Emabesa, Joaquín Villazón.

Dicha subida del IPC no se aplicaba desde 2013 por no haber superado apenas el 0% o por ser negativa. En cambio, este año el incremento se ha situado en el 1,5%. “En la subida del IPC que obligatoriamente tenemos que aplicar a la tarifa de agua potable conforme a lo recogido en el pliego hemos incorporado también el IPC negativo del año anterior para paliar el incremento”, ha matizado el consejero-delegado de Emabesa, Joaquín Villazón.

En la modificación de la tasa el equipo de gobierno también ha introducido una serie de cambios destinados a favorecer el ahorro a la ciudadanía y a los establecimientos turísticos.

“Hemos abierto la posibilidad de introducir un contador en los pozos de las casas no conectadas a la red de Emabesa para que la tasa de alcantarillado deje de ser una tarifa fija por vivienda y se pueda también abonar conforme al consumo de agua potable a partir del próximo año”, ha anunciado Villazón.

“También vamos a aplicar una tasa inferior a los hoteles con un gran número de camas como estrategia para incentivar que permanezcan abiertos todo el año”, ha añadido Villazón.