Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información (X) Aceptar

NOTICIAS

Facebook YouTube RSS Twitter

Los Alcaldes de Benalmádena y Torremolinos y los Ediles Francisco Marín y Bernardo Jiménez mantienen una reunión en la ACEB sobre la venta ambulante ilegal

13/04/2018 Delegación de Comercio y Consumo
Los Alcaldes de Benalmádena y Torremolinos y los Ediles Francisco Marín y Bernardo Jiménez mantienen una reunión en la ACEB sobre la venta ambulante ilegal

La sede de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Benalmádena (ACEB) acogió en la tarde de ayer jueves 12 de abril una reunión para abordar la problemática de la venta ambulante ilegal a la que asistieron los alcaldes de Benalmádena y Torremolinos, Víctor Navas y José Ortiz, acompañados de sus correspondientes ediles de las áreas de Seguridad y Vía Pública, además de la presidenta del colectivo empresarial de la localidad, Rosa María González.

A lo largo del encuentro, promovido por la ACEB y al que fueron invitados representantes de la Policía Local de ambos municipios y de Comisaría de Policía Nacional de Torremolinos-Benalmádena, se debatieron una serie de acciones a poner en marcha en breve, como la instalación de paneles informativos en los accesos del Paseo Marítimo de Benalmádena que informen a vecinos y visitantes sobre la problemática de la venta ilegal, o el reparto de unos dípticos informativos en inglés y español que los comerciantes de la zona entregarán a sus clientes junto con su ticket de compra.

“La problemática de la venta ambulante ilegal está desbordando a los ayuntamientos de municipios turísticos de toda España, y es un problema complejo cuya solución no pasa únicamente por destinar más horas extraordinarias a la Policía Local”, ha valorado el alcalde de Benalmádena.

“La solución al problema depende de una respuesta global por parte de todas las administraciones públicas, ya sea impidiendo la entrada de productos ilegales, combatiendo a las mafias que dominan dicho mercado, o desarrollando campañas a nivel nacional para concienciar a la ciudadanía a no comprar productos ilegales”, ha apuntado Navas.

“Tampoco podemos obviar la dura realidad social de este colectivo y aspectos como el apoyo mayoritario de la ciudadanía, además de unas leyes que poco o nada ayudan y dejan a los ayuntamientos indefensos ante un fenómeno que crece por días”, ha puntualizado. “En Benalmádena hemos intentado en varias ocasiones que el propio colectivo se constituya como cooperativa para legalizar así su actividad, sin éxito hasta el momento”, ha recordado.

“Aunque la solución fuese tan simple como el aumento de las horas extras de la Policía Local, el techo de gasto y los planes de ajuste a los que estamos sometidos los ayuntamientos por parte del Gobierno central hacen inviable esta medida por la incapacidad de invertir superávit en esta cuestión”, ha denunciado. “Y el problema no va a más gracias a la gran profesionalidad y dedicación constante de nuestra Policía Local”, ha finalizado.

Bernardo Jiménez, concejal de Comercio y Vía Pública del Ayuntamiento de Benalmádena, lamentó “un problema que se repite año tras año” y manifestó su compromiso con el sector del comercio local, el más perjudicado por esta problemática.

“El aumento del turismo y la buena marcha de la economía de Benalmádena ha tenido un efecto llamada sobre las personas que se dedican a la venta ilegal y no nos podemos cruzar de brazos. Vamos a poner todos los medios a nuestro alcance para que el comercio de Benalmádena, que paga impuestos, que apuesta por la localidad y genera empleo, pueda trabajar sin tener que enfrentarse a un problema de competencia desleal, y mucho menos ilegal”, ha advertido el concejal de Comercio.