AVISO URGENTE : La Oficina de Atención al Ciudadano ubicada en la Casa de la Cultura permanecerá cerrada desde el día 20/12/2018. El servicio continuará prestándose en el Ayuntamiento de Benalmádena. AVISO URGENTE : Para tramitar ALTAS y MODIFICACIONES de padrón será necesario obtener CITA PREVIA a través del enlace http://www.benalmadena.es/citaprevia      

EL ESTADO DE RUINA DE LA RESIDENCIA MARYMAR OBLIGA A CERRAR AL PÚBLICO PARTE DE LA PLAYA DE  LOS MELILLEROS
Delegación de playas

EL ESTADO DE RUINA DE LA RESIDENCIA MARYMAR OBLIGA A CERRAR AL PÚBLICO PARTE DE LA PLAYA DE LOS MELILLEROS

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; y la concejala de Playas, Encarnación Cortes, han ofrecido esta mañana una rueda de prensa para informar sobre una medida cautelar que ha tomado el Ayuntamiento para preservar la seguridad del público: el estado de ruina de la residencia Marymar de Unicaja, clausurada y en desuso desde 2011, ha obligado al Ayuntamiento a cerrar al público parte de la playa de Los Melilleros.

En la última de las inspecciones trimestrales realizadas por los técnicos municipales, se han detectado diversas lesiones graves en el edificio que han provocado un estado de ruina física inminente, con el riesgo consiguiente para la seguridad del público que acude a la playa.

Tanto en un informe del jefe de Servicio Técnico de Edificación y Arquitectura del Ayuntamiento como en otro emitido por el jefe de Bomberos de Benalmádena se solicitaba como medida preventiva el balizamiento de parte de la playa de Los Melilleros (justo la que transcurre frente a la antigua residencia) como medida de seguridad de carácter cautelar.

“Desde el inicio de la legislatura hemos trabajado junto a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Dirección General de Costas con el objetivo de acabar demoliendo la residencia Marymar y disponer de un espacio que nos permitirá seguir ampliando nuestro paseo marítimo y convertir la zona en un área comercial”, ha declarado el alcalde.

“La Fundación Unicaja siempre ha puesto reparos porque su intención era construir en esa parcela un hotel, para lo cual debían alejarse del deslinde del dominio marítimo terrestre, ya que parte de la residencia lo traspasa”, ha añadido.

“Hasta el momento las negociaciones con Unicaja para proceder al derribo de la residencia no han llegado a buen puerto, ya que no quieren perder la rentabilidad de dicha parcela, lo que ha provocado que desde 2011 Marymar permanezca cerrada”, ha recordado.

Transcurridos tantos años desde su cierre, la climatología, el paso del tiempo, la falta total de mantenimiento y la proximidad del edificio al mar han provocado que su deterioro prosiguiese de manera inexorable, de tal modo que en la última inspección trimestral cursada por los técnicos municipales se ha llegado a la conclusión de que actualmente el inmueble se encuentra en situación de ruina, lo que obligará a su demolición.

“El estado del edificio nos obliga a que, por motivos de seguridad, cerremos al público parte de la playa, una decisión muy difícil y complicada de tomar en pleno verano, pero absolutamente necesaria para evitar posibles riegos al público”, ha insistido el alcalde.

“Aunque es una decisión difícil, esta situación va a suponer un beneficio para Benalmádena, ya que va a posibilitar por fin el derribo de la residencia Marymar, cerrada desde 2011, un edificio abandonado que dañaba nuestra imagen turística, y cuya demolición permitirá disponer de espacio para la ampliación de nuestro paseo marítimo”, ha valorado Navas.

El primer edil ha subrayado el elevado periodo de tiempo por el que se ha prolongado la situación, remontándose las primeras negociaciones con Unicaja a 2011, año en el que fueron iniciadas por Javier Carnero en su periodo como alcalde del municipio.

“Le pedimos sensibilidad y responsabilidad a la Fundación Unicaja, para que junto a este Ayuntamiento, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y la Dirección General de Costas sea capaz de alcanzar un acuerdo para demoler ese edificio lo antes posible, lo que nos permitiría avanzar en la ampliación del paseo marítimo desde el Castillo de Bil-Bil a Sunset Beach”, ha finalizado.

Encarnación Cortes ha explicado que la zona de la playa de Los Melilleros que se va a acordonar es la ubicada justo enfrente de la residencia Marymar. “Dentro de la gravedad de esta noticia, tenemos que destacar como positivo que los informes técnicos han resultado oportunos para tomar las medidas preventivas de seguridad a tiempo de evitar males mayores”, ha subrayado la concejala.

Con respecto a los afectados por esta medida, Cortes ha informado que hay varios concesionarios en ese sector, especialmente una parcela de hamacas ubicada justo debajo de la zona del edificio más afectada por las deficiencias. “Esta mañana ya se ha trasladado dicha parcela, y otros dos concesionarios, con un quiosco con terraza y una terraza próximas al edificio, están siendo notificados en estos momentos, en los que están actuando Servicios Operativos y de Emergencia para balizar la parte afectada de la playa”, ha detallado Cortes.

“Queremos insistir al público que visita la playa que está prohibido el tránsito por la zona balizada frente a la residencia, y esperamos que para el próximo invierno ya no tengamos ese edificio abandonado y podamos contar con una zona acondicionada y con los metros suficientes para proceder a la ampliación del paseo marítimo”, ha concluido la concejala.