EL PLENO APRUEBA POR UNANIMIDAD DESTINAR 10 MILLONES DEL REMANENTE POSITIVO A LA REDUCCIÓN DE LA DEUDA
Delegación de economía y hacienda

EL PLENO APRUEBA POR UNANIMIDAD DESTINAR 10 MILLONES DEL REMANENTE POSITIVO A LA REDUCCIÓN DE LA DEUDA

Durante el pleno ordinario de octubre celebrado esta mañana se ha procedido a aprobar por urgencia destinar 10 millones de euros, procedente del remanente positivo de Tesorería de los presupuestos municipales de este año, a la reducción de la deuda financiera. La aprobación se ha producido por unanimidad.

“El dinero de este remanente no se puede utilizar para inversiones y otros fines, así que consideramos positivo destinarlo a seguir reduciendo la deuda, finalizando 2018 con un nivel de endeudamiento del 35,73%”, ha explicado el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo.

“De esta manera vamos a finalizar el presente ejercicio económico rebajando la deuda municipal de los 122,5 millones de euros que nos encontramos al inicio de la legislatura a 37 millones, una reducción global por encima de los 85 millones de euros en lo que va de legislatura”, ha valorado Arroyo.

“Además de una deuda financiera cercana a los 123 millones de euros, a nuestra llegada al gobierno municipal el periodo medio de pago a proveedores estaba por encima de los 130 días, y actualmente se sitúa en 3,77 días”, ha recordado Navas.

“Todos estos logros se han alcanzado desde el rigor presupuestario, evitando excesos y despilfarros, conteniendo el gasto y, lo más importante, sin subir los impuestos a la ciudadanía”, ha destacado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

“No sólo eso: hemos aplicado políticas progresistas en las bonificaciones al IBI de tal forma que aquellos que menos tienen son los que disfrutan de las bonificaciones más altas, favoreciendo la distribución de la riqueza para favorecer a aquellas familias que más dificultades están teniendo para salir de la crisis”, ha recordado el primer edil.

“Somos el primer equipo de gobierno en muchísimos años que no ha tenido que recurrir a financiación externa para su gestión: hemos aprovechado los recursos económicos municipales no sólo para cubrir todos los servicios en la medida que nos lo permite la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local del Gobierno central, sino también para reducir la deuda financiera de forma considerable”, ha destacado Arroyo.

“Alcanzar una deuda cero nos permitiría ampliar algunos servicios que consideramos esenciales y la contratación de personal que es necesario para garantizar la calidad de la atención al ciudadano, algo que la Ley de Racionalización actual no nos autoriza”, ha subrayado el concejal.

“Si continuamos con esta senda de recuperación económica, que nos ha permitido una reducción global por encima de los 85 millones de euros en lo que va de legislatura, podríamos liquidar la deuda financiera de las arcas municipales a finales de 2019 o principios de 2020”, ha finalizado Arroyo.