BENALMÁDENA SE SUMA MAÑANA A LA CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL SIN ALCOHOL
Delegación de servicios sociales

BENALMÁDENA SE SUMA MAÑANA A LA CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL SIN ALCOHOL

La concejala de Bienestar Social, Alicia Laddaga; y el presidente de la Asociación Alcohólicos Anónimos de Benalmádena han informado hoy sobre la participación del municipio en el Día Mundial Sin Alcohol, que se celebrará mañana viernes 15 de noviembre.

“Desde la Delegación de Servicios Sociales nos parece imprescindible este tipo de actuaciones: informar y sensibilizar a la población sobre la problemática que suponen las adicciones en general, y en particular el alcoholismo como una de las más extendidas en nuestra sociedad”, ha valorado la concejala.

El Día Mundial Sin Alcohol se celebra cada año el 15 de noviembre. Esta fecha fue propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer reflexionar y concienciar a la ciudadanía acerca de la problemática que el alcohol representa para el ser humano.

Según Informe de la OMS, en 2016 murieron más de 3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, lo que representa 1 de cada 20 muertes. “Demasiadas personas, familias y comunidades sufren las consecuencias del consumo nocivo de alcohol: violencia, problemas de salud mental, enfermedades como el cáncer o los accidentes cerebrovasculares, todo ello sin olvidar el peligroso binomio alcohol-conducción”, ha recordado Laddaga.

“Por lo integrado que se encuentra en nuestra sociedad y cultura, nos resulta difícil asumir que es una droga y como tal, produce adicción: sin embargo, se trata de la droga más consumida en nuestro país y la que más problemas de toda índole produce”, ha advertido Laddaga.

En España, el consumo de alcohol suele iniciarse alrededor de los 13 años, estando muy presente en la actualidad en el tiempo libre y en las relaciones sociales de los jóvenes.
El 75,1% de los adolescentes de 14-18 años ha consumido alcohol alguna vez en su vida, 6 de cada 10 adolescentes, se han emborrachado alguna vez en su vida y 1 de cada 3 lo ha hecho en los últimos 30 días.

“El consumo de alcohol por los adolescentes produce graves efectos sobre su salud física, psíquica y social al no haberse completado su desarrollo, aumentando así la probabilidad de ser dependiente del alcohol en la edad adulta”, ha alertado la concejala.

El cerebro de los adolescentes es especialmente vulnerable a los efectos del alcohol. La falta de madurez psicológica, propia de la adolescencia, dificulta el manejo de muchas sensaciones y efectos que produce el consumo de alcohol. Disminuye la atención, la capacidad y el tiempo de reacción y dificulta la toma de decisiones.

Se producen actitudes violentas, agresiones, alteraciones de las relaciones familiares, con los amigos, facilitan conductas de riesgo como la utilización de vehículos, relaciones sexuales no seguras, etc…

“Por ello, desde la Delegación de Servicios Sociales, y a través del Programa de prevención municipal de las drogodependencias, Benalmádena promociona la realización de actividades, con jóvenes y familias, ofreciendo información adecuada y sensibilizando a la ciudadanía en general ante los numerosos y variados problemas personales, familiares y sociales que generan las adicciones”, ha recordado Laddaga.