EL AYUNTAMIENTO PONDRÁ EN MARCHA UN PROGRAMA TRANSITORIO DE VIVIENDAS PRIVADAS NO HABITADAS DESTINADAS AL ALQUILER SOCIAL
Delegación de servicios sociales

EL AYUNTAMIENTO PONDRÁ EN MARCHA UN PROGRAMA TRANSITORIO DE VIVIENDAS PRIVADAS NO HABITADAS DESTINADAS AL ALQUILER SOCIAL

El alcalde de Benalmádena, Víctor Navas; el concejal de Administración General, Sergio Torralvo; y la concejala de Bienestar Social, Alicia Laddaga, han ofrecido esta mañana una rueda de prensa para anunciar la puesta en marcha de un programa transitorio de viviendas privadas no habitadas destinadas al alquiler social en Benalmádena.

“Queremos poner en marcha un programa de captación de viviendas: nuestro modelo de ciudad para Benalmádena no sólo depende de la movilidad y de la reorganización del tráfico y del espacio urbano, sino también de la cohesión social”, ha explicado el alcalde.

“Dicha cohesión social no puede existir si resulta imposible el acceso a la vivienda: como consecuencia de la presión turística en Benalmádena, los precios al alza impiden a muchas familias tener facilidades para acceder a una vivienda digna”, ha puntualizado.

“Por ello desde el Ayuntamiento, y también como consecuencia de la crisis económica y social ocasionada por la pandemia, tratamos de poner en marcha políticas que faciliten el acceso a la vivienda y permitan a nuestros vecinos disponer de un hogar digno”, ha subrayado Navas.

Dentro de esta línea de políticas de acceso a la vivienda, se enmarcan iniciativas como el programa de fomento del alquiler residencial frente al turístico, el reparto de ayudas económico-familiares y de emergencia desde Servicios Sociales, y el lanzamiento de este nuevo programa de captación de viviendas.

“Este programa pretende crear una bolsa de viviendas en alquiler, que se pondrán a disposición de ciudadanos con dificultades para acceder a un hogar digno, con todas las garantías al propietario que puede ofrecer este Ayuntamiento”, ha explicado el alcalde.

“A los propietarios de viviendas que se sumen a este programa para cederlas para el alquiler social, el Ayuntamiento les pagará las rentas a un precio de 7 euros por metro cuadrado: por una vivienda de 100 metros cuadrados el Ayuntamiento pagaría 700 euros mensuales”, ha precisado Navas.

“El Ayuntamiento se comprometerá con cada propietario al pago de las rentas mensuales por un periodo de cinco años, garantizando los suministros y la integridad de la vivienda”, ha anunciado el alcalde.

Desde los Servicios Sociales se seleccionara a las personas con dificultades que podrán acceder a esta nueva bolsa de viviendas en alquiler.

“Los propietarios pondrán así sus viviendas sin utilizar al servicio de una causa justa: favorecer una mayor cohesión social en Benalmádena”, ha valorado.

Navas ha adelantado que desde el Ayuntamiento también se está trabajando ya en una oferta pública para la compra de suelo. “Durante el periodo de cinco años que durará este programa transitorio de viviendas, desde el Ayuntamiento pretendemos acopiar suelo suficiente para construir nuevas viviendas sociales, y así las familias que utilicen esas viviendas en alquiler del parque público podrán trasladarse en el día de mañana a una de estas nuevas viviendas sociales”, ha anunciado.

“El programa lo articularemos a través de unas bases que llevaremos al pleno ordinario de julio la próxima semana, y esperamos alcanzar el consenso y que se apruebe por unanimidad por todos los grupos políticos”, ha adelantado Sergio Torralvo.

El concejal ha estimado que, tras las diversas aprobaciones de las bases de la convocatoria y los periodos de exposición pública correspondientes, la apertura del plazo para que los propietarios interesados en participar presenten sus solicitudes se produciría durante el próximo otoño.

“El propietario contará con el respaldo de la administración local, que garantizará el pago del alquiler evitando así cualquier riesgo de morosidad”, ha subrayado Torralvo. “De igual forma, el Ayuntamiento también garantizará el abono de los diversos suministros, tanto luz como agua”, ha añadido el concejal.

“El Ayuntamiento, a través de sus técnicos municipales, podrá visitar en cualquier momento la vivienda alquilada para comprobar el estado de la misma, ya que el Consistorio también asumirá el compromiso de que la propiedad, una vez finalice el contrato de alquiler, se entregue en las mismas condiciones en las que se puso a disposición de la institución por parte del propietario”, ha destacado Torralvo.

“En las bases también se recogerá que aquel propietario que deba realizar alguna reparación que los técnicos municipales consideren esencial para determinar que la vivienda resulta habitable, el Ayuntamiento podrá afrontarlas, con algunas matizaciones, como imputar el gasto de dichos arreglos al pago de las rentas mensuales, con el límite de un máximo de 15 mensualidades”, ha precisado el concejal.

“La pandemia ha provocado que muchas familias del municipio vean seriamente mermada su economía, dificultando hacer frente al gasto de vivienda u obligándoles a endeudarse hasta límites que ponen peligro su capacidad de consumo”, ha lamentado la concejala de Bienestar Social.

Las viviendas que participen en este programa se destinarán a personas inscritas en el registro de demandantes de viviendas gestionado por la empresa municipal Provise, o a personas en situación de necesidad social debidamente justificada por los técnicos de Bienestar Social.

“Por otra parte, también estamos trabajando en un plan especial para atender la urgencia de estas situaciones mediante el aumento de ayudas de emergencia para hacer frente al pago del alquiler a personas vulnerables”, ha anunciado Laddaga.