EL AYUNTAMIENTO HA COLABORADO ESTE AÑO EN LA RECOGIDA Y TRATAMIENTO DE CUATRO EJEMPLARES DE CABRA MONTÉS
Delegación de medio ambiente y parques y jardines

EL AYUNTAMIENTO HA COLABORADO ESTE AÑO EN LA RECOGIDA Y TRATAMIENTO DE CUATRO EJEMPLARES DE CABRA MONTÉS

El concejal de Medio Ambiente, Joaquín Villazón, ha informado hoy sobre un aspecto poco conocido de la labor realizada desde dicha delegación: velar por el bienestar de las especies animales que habitan en la Sierra de Benalmádena.

“La sierra benalmadense es un entorno natural con una biodiversidad considerable en el contexto ibérico, en la que se realizan importantes labores de conservación y vigilancia ambiental por parte de la administración local y la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía”, ha informado el concejal.

En este sentido, la sierra benalmadense cuenta con la presencia de varias poblaciones de cabra montés (Capra pyrenaica), el único ungulado endémico de la Península Ibérica. “Esta especie requiere de actuación de control de población y de una gestión sanitaria que ayude a mantener sus individuos en el mejor estado sanitario ante posibles brotes de enfermedades como la sarna o neumonías”, ha explicado Villazón.

Así, el concejal ha informado que desde el pasado mes de enero la Sociedad de Cazadores Benalrroyo ha recogido cuatro ejemplares de cabras montés, de entre 1 y 5 años, con problemas sanitarios y, tras su tratamiento y periodo de recuperación, han sido devueltas a su hábitat natural. “Todas estas actuaciones son notificadas al Servicio de Gestión del Medio Natural de la Consejería de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, que es la que marca las pautas a seguir en cada caso”, ha matizado.

Villazón ha explicado que la recogida más reciente se realizó el pasado junio, cuando fue localizado un ejemplar macho de 8 años, apostado en el inicio del sendero “Tajo de la Sabina”, en una zona muy próxima a Benalmádena Pueblo.

Atendiendo a la normativa vigente en materia de caza, el agente de medio ambiente de guardia de la Junta de Andalucía lo comunicó al Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento y a la Sociedad de Cazadores de Benalmádena Benalrroyo, que cuenta con personal especializado en estas funciones y se procedió a la captura del ejemplar para trasladarlo a las instalaciones municipales para este fin. Una vez allí, siguiendo instrucciones de la Consejería de Desarrollo Sostenible, se le practicaron las primeras atenciones para estabilizarlo, y tres días después, se trasladó al Centro de Recuperación de la Cabra Montés que la Junta de Andalucía tiene en el municipio de Ojén.

Una vez diagnosticada su afección, se mantuvo en dicho centro durante 20 días para su recuperación. Finalmente, con fecha del pasado 6 de julio, personal técnico perteneciente al Servicio de Gestión del Medio Natural de la Junta de Andalucía, acompañados por personal del Ayuntamiento y de la Sociedad de Cazadores, procedieron a la suelta del ejemplar en una zona próxima al Tajo del Quejigal, donde se considera que dispone de cobijo y alimento necesario para completar su recuperación.

Este macho fue marcado con un precinto (crotal) identificativo, así como de un microchip que servirán para distinguirlo y para realizar el correcto seguimiento.

“Con esta gestión en la sierra de Benalmádena, se contribuye a compatibilizar el mantenimiento y conservación de los valores naturales tan apreciados por los senderistas, con una adecuada gestión cinegética del coto deportivo, fomentando la puesta en valor de esta especie, tan valorada por todos y que forma parte de nuestro paisaje serrano”, ha concluido Villazón.