EL APLAZAMIENTO Y LA BONIFICACIÓN DE IMPUESTOS COMO EL IBI ALIVIARÁN LA PRESIÓN FISCAL SOBRE LA CIUDADANIA COMO RECURSO EXTRAORDINARIO ANTE LA CRISIS SANITARIA DEL CORONAVIRUS
Alcaldía

EL APLAZAMIENTO Y LA BONIFICACIÓN DE IMPUESTOS COMO EL IBI ALIVIARÁN LA PRESIÓN FISCAL SOBRE LA CIUDADANIA COMO RECURSO EXTRAORDINARIO ANTE LA CRISIS SANITARIA DEL CORONAVIRUS

El aplazamiento y bonificación de determinados impuestos constituirán una de las principales herramientas establecidas desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento como recurso extraordinario para aliviar la presión fiscal sobre la ciudadanía en la compleja e incierta coyuntura económica generada por la crisis sanitaria del coronavirus.

“Durante el actual estado de alarma, como gobierno municipal tenemos la obligación de demostrar una especial sensibilidad hacia la ciudadanía, en un momento en el que la crisis sanitaria ha modificado de forma dramática sus expectativas financieras”, ha valorado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas.

Así, el primer edil ha recordado las iniciativas extraordinarias en el ámbito fiscal que han planteado para aliviar, en la medida de lo posible, las cargas económicas sobre los ciudadanos y familias de Benalmádena, especialmente las más vulnerables.

“Aplazaremos impuestos para las economías más sensibles, adecuados a sus posibilidades y estableciendo planes de pago a medida”, ha destacado Navas. En este sentido, el alcalde ha anunciado que Servicios Sociales trabaja en la creación de una bolsa de ayuda adicional para aquellas familias con serias dificultades para hacer frente al pago del IBI.

Por otra parte, también se plantea el aplazamiento de IBI para empresarios, autónomos y particulares, y de la tasa de basura industrial e Impuesto sobre Actividades Económicas para empresas relacionadas con la hostelería y el sector servicios. “Recordamos a la ciudadanía que aún no pueden solicitar el aplazamiento en el pago del IBI porque todavía no se ha iniciado el periodo de pago para este impuesto”, ha matizado el concejal de Economía y Hacienda, Manuel Arroyo.

“La petición de subvención o aplazamiento sólo se podrá realizar una vez se gire el primer recibo del IBI correspondiente al presente ejercicio”, ha insistido el concejal.

“Como recurso de apoyo al tejido empresarial, también planteamos el aplazamiento de hasta 30.000 € de deudas tributarias por un periodo de 6 meses, y tres de carencia, para pymes y autónomos”, ha destacado el alcalde.

Atendiendo al cese en la actividad comercial obligado por el estado de alerta, desde el equipo de gobierno también se ha confirmado la exención del pago de diversas tasas de manera proporcional al tiempo que se prolonguen las actuales medidas de prevención: cánones por el aprovechamiento de playas, tasa de mercadillo a los autónomos y ocupación de vía pública, veladores y expositores.

“Son medidas cercanas a las peticiones de colectivos afectados, vecinos y empresarios, y suponen un esfuerzo importante debido a la merma en los ingresos de la institución ocasionados por la actual crisis sanitaria”, ha apuntado Arroyo.