EXPOSICIONES PASADAS

Exposición: Dos miradas realistas

Desde el 09/07/2008 hasta el 21/09/2008 Cultura
Exposición: Dos miradas realistas

 

Isabel Quintanilla y Francisco López

 

Producción :  Centro de Exposiciones. Ayuntamiento de Benalmádena, que ha editado un catálogo.

 

Comisaria :                   Marisa Oropesa

 

En esta exposición tenemos la oportunidad de acercarnos a la obra de estos dos grandes artistas que han mantenido una relación muy fructífera y de influencia recíproca.

 

Ambos pertenecen a la llamada “Escuela Realista de Madrid”, quienes en la década de los setenta del siglo XX, y pertenecientes a la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, fueron partícipes decisivamente en la renovación del panorama de la plástica española. Esta Escuela estaba formada por nombres tan relevantes en nuestra Historia del Arte más reciente como los de Antonio López García, María Moreno, Amalia Avia, Esperanza Parada, o Julio López Hernández. Todos ellos, además de ser de la misma generación y haber recibido una formación común, comparten el compromiso con el discurso realista, heredado de la tradición histórica del realismo en el arte español, sobretodo en el siglo XVII, el llamado Siglo de Oro. Durante varias décadas, el informalismo trató de monopolizar el panorama artístico español, pero estos artistas lograron mantener el legado realista, aunque siempre alejados de los añejos estilos academicistas.

 

En la obra de Isabel Quintanilla vemos la firmeza de su búsqueda del arte a través de la pintura. La artista se centra en pintar su entorno familiar, lo que ve, lo que conoce mejor, sin olvidarse de otros temas como el mar o los paisajes, lugares y espacios lejanos que permiten crear un halo de nostalgia e intemporalidad. La obra de Quintanilla nos sumerge en la profundidad del realismo a través de dos pilares: el estudio de la luz y una consumada técnica. La genial manera en que trata la luz envuelve la escena creando en sus interiores una atmósfera intimista constante en toda su obra. No podemos olvidarnos que su técnica, depurada y precisa, permite que sus cuadros adquieran una calidad excepcional.

 

Francisco López, escultor descendiente de una familia de orfebres e imagineros, ha sabido enriquecerse a lo largo de los años de las influencias que sus estancias en Italia y París le brindaron. En su obra se aprecia su interés en figuras tales como Jacopo della Quercia o Donatello, así como la magia de Marino Marini y Giacomo Manzú. Su capacidad para captar lo psicológico y lo poético de una escena cotidiana transformándola en una obra de arte es una constante en el estilo del artista. Sus personajes están llenos de sosiego, en actitud espontánea, sorprendidos por el arte del escultor. Estos protagonistas son algo más que modelos, son en ocasiones su propia familia y a veces sus amigos. La maestría de Francisco López no se limita únicamente a la escultura, ya que sus dibujos están igualmente impregnados de esa vida que el artista tan humanamente refleja.

 

El Ayuntamiento de Benalmádena, a través de su Centro de Exposiciones, brinda la oportunidad de descubrir una selección de la trayectoria artística de esta pareja de creadores. El objetivo de esta exposición no es únicamente mostrar sus lienzos y esculturas, sino intentar acercar al público andaluz el sentir de una generación de artistas que no se dejaron llevar por la inercia artística de su época y que aún hoy siguen luchando por continuar la tradición realista española nacida varios siglos antes desde su personal visión contemporánea.

 

Comisaria de la exposición :Marisa Oropesa

 

Horario de verano

 

Martes a sábado:                   10:00 a 14:00 y 18:30 a 21:00 h.

Domingos y festivos:              11:00 a 13:30 h.

Lunes cerrado

 

Entrada Gratuita