ÉPOCA PRERROMANA


En torno al año 1000 a.C. las comunidades asentadas en el litoral malagueño presentaban un modo de vida semejante a los de la Edad del Cobre, no obstante, se inicia una ocupación generalizada de los valles de los arroyos, en las cercanías del litoral, que se convertirá en una constante del poblamiento hasta época romana.

Uno de los poblados más interesantes de esta época se ubica a poco mas de medio kilómetro de la línea de costa de Benalmádena, en un pequeño promontorio denominado como Cerro de la Era; este poblado, fechado en torno a los siglos IX-VIII a.C., debió dominar una antigua ensenada; las excavaciones efectuadas pusieron al descubierto una cabaña circular y varias dependencias compuestas por un suelo de conchas sobre el que se hallaron restos de vasijas elaboradas a torno y a mano. Junto a éstas, se localizaron en el exterior, restos de un horno doméstico. Este tipo de construcciones, cuyas dependencias se distribuían en torno a un patio central, es de clara tradición fenicia, ampliamente documentada en colonias del mediterráneo occidental.