NEOLÍTICO. Cueva de los Botijos y la Zorrera


En el V milenio, durante el neolítico, se constata un cambio sustancial en el poblamiento que afectará a las zonas litorales y pre-litorales de la provincia de Málaga. Se produce un aumento de población y un desarrollo de la agricultura y la ganadería que se traduce en un incremento de los espacios de habitación que seguirían siendo preferentemente las cuevas.

Las cuevas mejor conocidas en nuestro municipio de esta época son las Cuevas de los Botijos y la Zorrera descubiertas en los años 60 en la Serrezuela y estudiadas por la Dra. Navarrete y poco mas tarde por Carmen Olaria.

Estas cuevas que probablemente forman parte de un mismo complejo cavernario tienen un desarrollo longitudinal de 200 metros de recorrido. En ellas se encontró un conjunto importante de pulseras de piedra, cuentas de collar y abundante material cerámico rico en decoración y que constituyen las clásicas cerámicas del neolítico meridional.